Negro historial: García González y Barradas, S.C., los defensores de Roberto Borge son “abogados del Diablo“

en Reportajes/Sociedad

Por Abraham Gorostieta

Chetumal, Quintana Roo.- Los abogados defensores del ex gobernador Roberto Borge Angulo son muy solicitados por ex gobernadores acusados de enriquecimiento ilícito o corrupción. No sólo por políticos de mala fama sino por empresarios de dudosa reputación o generales huachicoleros.

Fieles alumnos del famoso abogado Juan Velásquez, el penalista, “el hombre ley” invicto de los tribunales. Todos los juicios llevados en 50 años de quehacer jurídico los ha ganado. Abogado de los ex presidentes de México: Luis Echeverría, José López Portillo y Carlos Salinas de Gortari. Abogado de Raúl Salinas de Gortari. Pues bien, Guillermo Barradas y Roberto García González quieren ingresar al selecto grupo de los llamados “abogados del diablo” que han ayudado a políticos y empresarios a defenderse de acusaciones como lavado de dinero, asesinatos y hasta genocidio.

El despacho GARCÍA GONZÁLEZ Y BARRADAS tiene su oficina principal en la Ciudad de México, en la calle Prado Norte 135, colonia Lomas de Chapultepec 3, alcaldía de Miguel Hidalgo. Una de las zonas más exclusivas de la ciudad. Y ofertan sus servicios como “despacho de abogados especializado en litigio penal y constitucional”.

Roberto García González socio fundador del despacho ha sido señalado por la prensa y por la entonces PGR como prestanombres de Javier Duarte. El edificio en donde se ubica la oficina del despacho de abogados pertenece al empresario Moisés Mansur -quien actualmente es prófugo de la justicia- acusado, entre otras cosas, de crear 10 empresas fantasma para Javier Duarte. Roberto García González fue y es asesor del ex gobernador de Veracruz.

La firma García González y Barradas son los defensores del general Eduardo León Trauwitz, ex escolta de Enrique Peña Nieto y ex jefe de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Pemex, quien es acusado del presunto delito de robo de combustibles en Pemex y de brindar protección a bandas de huachicoleros.

Pero la firma de abogados no es nueva en el tema de la defensa de los empresarios o generales ligados a los hidrocarburos. Los abogados fueron la defensa legal del empresario Amado Yáñez y la empresa Oceanografía, S. A. (OSA), una contratista de Petróleos Mexicanos (Pemex), que cometió un gran fraude bancario contra Banamex, filial mexicana de Citigroup, por alrededor de 400 millones de dólares.

La historia no acaba ahí, la firma García González y Barradas, S.C. son los representantes legales de la empresa mexicana de servicios petroleros Oro Negro, que en junio pasado se declaró en quiebra.

La compañía fundada por el ex director de Pemex en los tiempos de Vicente Fox, por Gonzalo Gil White y también por José Antonio Cañedo, han descansado sus pleitos legales en los jóvenes abogados del diablo, Guillermo Barradas y Roberto García González.

Luis Ramírez Corzo, un empresario que trabajó en compañías como Caterpillar y Solar Turbines y que salto del ámbito privado al público al ingresar a Pemex en el sexenio de Vicente Fox y que al concluir este, regresó a los negocios a través de la empresa Oro Negro, claro, con la buena fortuna del conocimiento de cómo adquirir contratos millonarios con Pemex, siempre a su favor y con información privilegiada además de adjudicación directa.

Pero Ramírez Corzo se hizo acompañar de Gonzalo Gil -hijo del ex secretario de Hacienda Francisco Gil Díaz-, y que hace 13 años manejaba con sus socios un fondo que daba préstamos a medianas empresas sin acceso a crédito bancario. También en la lista de dueños de Oro Negro aparece Antonio Cañedo White, ex accionista de Televisa. Juntos fundaron Oro Negro, una serie de plataformas marinas que superan los 895 millones de pesos, cuyas principales plataformas son Fortius, Laurus, Primus, Impetus y Decus.

Entre los tres han hecho múltiples fraudes a Pemex durante todo el sexenio de Enrique Peña Nieto, ahora enfrentan problemas legales pero para ello están los abogados de la firma García González y Barradas, S.C.

Quienes también, son abogados defensores del empresario queretano Manuel Barreiro quien fue señalado de operar la compra venta de una bodega para favorecer al entonces candidato presidencial Ricardo Anaya. A través de sus abogados, Barreiro llegó a un acuerdo reparatorio que le permitió librar las acusaciones en su contra.

Ellos son los abogados que ahora buscan desesperadamente que su cliente, Roberto Borge, obtenga una nueva apelación con el fin de evitar que su cliente sea declarado culpable por la falsificación de firmas, y de otros delitos que se le imputan, realizadas en su momento para obtener un amparo y evitar su extradición en 2018.

Los abogados una y otra vez han recurrido a todo tipo de vacíos legales que desestimen las acusaciones de la Fiscalía Federal de que Roberto Borge realizó operaciones con recursos de procedencia ilícita, tal y como consta en la carpeta de investigación UEIORPIFAMQR/0000749/2016.

Hasta ahora, la estrategia del despacho de abogados es evitar que el Juez con sede en Netzahualcóyotl emita un veredicto de culpabilidad, hecho que llevaría directo a Roberto Borge a enfrentar a la justicia de Quintana Roo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Mas recientes de Reportajes

Ir Arriba