Taxistas otra vez amenazan a choferes de camiones en Cancún

en Cancún/Quintana Roo

AGENCIA SIM Cancún.- Un grupo de al menos siete taxis invadieron anoche los paraderos de autobuses de transporte público en la avenida Kabah y amenazó a los choferes de estos vehículos de retirarse, o exponerse a ser golpeados, tal como ocurrió meses atrás.

Los taxistas impidieron que ciudadanos pudieran abordar a los camiones de la empresa Autocar, para así obligarlos a irse con ellos. De acuerdo a los choferes, dos de estos operadores, que se identificaron como Daniel y Aparicio, les advirtieron que ya no querían ver a ningún camión en el lugar después de las 11 de la noche. También indicaron que harían lo mismo en Plaza las Américas y en otros puntos.

En mensajes enviados por los choferes de Autocar a su empresa, explicaron que no podían recoger pasajeros en ningún punto de la avenida, pues los taxistas los interceptaban, incluso cruzando semáforos en rojo, en donde sea que se pararan.

En el momento, los choferes llamaron al 911 para denunciar lo ocurrido, recibiendo el folio 1094922, pero al parecer sin que la autoridad actuara.

Los taxis involucrados tenían los número económicos 5461, 3689, 4624, 4574, 8788, A-869 tmg y 4226.

Santiago Carrillo Sánchez, director de Autocar, confirmó lo ocurrido anoche y lamentó que nuevamente estén a la merced de un grupo.

“El que pierde aquí es el usuario”, señaló, ya que se les obliga a tomar un taxi.

La concesionaria ya prepara su denuncia penal por lo ocurrida, la séptima en contra de este gremio, sin que hasta ahora la Fiscalía General del Estado haya actuado en su contra.

Cabe recordar que el año pasado, taxistas igualmente amenazaban a autobuses para que dejaran de circular desde las 10 de la noche, y en respuesta las autoridades crearon mesas de diálogo y un operativo de vigilancia, el que eventualmente fue retirado.

Ante estas nuevas amenazas, Autocar ya solicitó que se reactive este patrullaje y que protejan a sus trabajadores, quienes tienen la instrucción de continuar brindando su servicio.

“Creía que lo habíamos superado, pero ya veo que no”, lamentó el director.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*