Borrador del libro, en papel de baño dice el Dr. Mireles

en Noticias/Opinión (Personaje)/Sociedad

Conforme lo había anunciado, la tarde de hoy jueves el creador de la Autodefensas en Michoacán, José Manuel Mireles Valverde presentó su libro titulado “Todos Somos Autodefensas”, en la casa de la cultura de Cancún.
Después de leer su biografía ante los más de 200 asistentes, el llamado “Doctor Mireles” tomó la palabra para hablar sobre su obra literaria, no sin antes expresar su gratitud a las autoridades municipales por la facilidad de realizar el evento, en especial a Marcela Torres. También al Círculo Literario Filosófico de la Logia de Quintana Roo por el apoyo en la logística.
Convertido en una referencia local y nacional, Mireles Valverde dijo que “la semilla ya está sembrada; aunque no fue lo correcto que se hizo, pero fuimos obligados a hacerlo”. Habló sobre sus dos doctorados honoris causa y uno más en el extranjero; aunque es de profesión médico partero.

Reveló que ya pagó la factura de haberse levantado en armas, ahora hay autodefensas en más de 20 estados de la República, porque cuando el pueblo está harto, se puede defender, pero no convoca al levantamiento de armas.
“Nosotros no nos vamos a morir cuando esa persona quiera, nos vamos a morir cuando se nos acabe el boleto, me consta, porque tengo emboscadas y un avionazo”.
Durante los tres años que estuvo en prisión, solo recibió dos cartas y tres visitas de su familia, además que estaba prohibido que se le dirigiera la palabra, por eso tuvo tiempo de escribir el libro, para que el mundo sepa lo que pasó con las autoridades, porque aprovechó hasta los pedacitos de papel de baño para escribir.
Calificó como un ángel a quien le ayudó para sacar los escritos, que fueron llevados a su hermana que es radióloga, quien lo transcribió y otro hermano se dedicó a la edición; “no habla de la biografía de Manuel Mireles, habla de la lucha de un pueblo que fue abandonado por las autoridades”.

Narró la situación de las familias de su pueblo Tepalcatepec, donde lo más crudo fue la entrega de los restos de un familiar directo, donde le pidieron 500 mil pesos; pero lo amenazaron que si no se callaba, irían por otro de sus familiares, así que sus sobrinos enterraron mejor una flor. “Lo más valioso que tiene un ser humano de todas partes del mundo, es la dignidad”.
Hicieron las marchas de las cazuelas, de la paz con palomas de niños del kínder, pero las autoridades se reían de ellos; le quitaban 12 mil pesos de su nómina, además de que confiaron en sus autoridades; fue cuando decidieron convertirse en “solucionólogos”, porque hay dos cosas, agacharse o levantarse para luchar. En el pueblo eran 25 mil, ellos (los Templarios) solo eran 90.
“Éramos mil 800 ganaderos en Tepalcatepec, hablábamos dos, no más; duramos dos años organizando este movimiento. Cuando llegaron al rancho de mi padre le dijeron ‘Chema queremos que participes’”.

Enfatizó que las guerras son duras, porque se pierde todo, por ejemplo él perdió la familia, las propiedades, a los tres meses de la guerra tuvo que pedir prestado; no incita a armarse, pero fue necesario, porque la Constitución habla sobre la legítima defensa en el artículo diez.
Resumió que no pudo profundizar en los temas de la guerra, todo lo toca superficialmente, porque no es la biografía de él, es de un pueblo que explota por el abandona de las autoridades, se escribe para testimonio de las nuevas generaciones.
Por otro parte, Estefanía Valdez García, encargada de Comunicación de la Fundación Mireles, explicó las funciones de la organización, donde sus principales objetivos son actuar ante la sociedad en favor de la comunidad, promover la paz digna y el desarrollo humano integral. La Fundación consiguió becas en la universidad de Chapingo, para aquellos jóvenes que quieran continuar con sus estudios.
También tienen proyectos para las viudas y huérfanos de las familias que fueron víctimas del crimen organizado en Tierra Caliente de Michoacán.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Noticias

Ir Arriba