Villas Otoch, favela creada por políticos y líderes sindicales

en Noticias/Reportajes/Sociedad

Carlos Águila Arreola
Cancún.- La estulticia, falta de ética e irresponsabilidad social de políticos, líderes sindicales, notarios y uno que otro oportunista dio vida a las “favelas cancunenses” o Región 259 y alrededores, al norponiente de la ciudad, convertida en la zona más peligrosa, de acurdo con el Mapa Geodelictivo de la Secretaría de Seguridad Pública local.

Durante la presidencia del finado Francisco Alor Quezada (2005-2008) en el municipio de Benito Juárez, los regidores y líderes sindicales Mario Machuca Sánchez y Delia Alvarado Alvarado; el notario Heyden José Cebada Ramírez, y políticos como Rogelio Márquez Valdivia y Alejandro Janitzio Ramos Hernández apoyaron la autorización y votaron a favor de crear el Villas Otoch Paraíso.

[Favela es un término del portugués que hace referencia a una vivienda precaria; por extensión, se denomina favela al barrio marginal formado por este tipo de construcciones informales: también es el nombre de una planta que está en los morros, y cuando antiguamente subían los habitantes de Río de Janeiro a buscar frutas y flores para vender, decían que regresaban de las favelas.]

Hoy, 17 años después,, al fraccionamiento se le conoce —aquí y a nivel mundial gracia a la internet— como “la favela de Cancún”; la ciudad estuvo dividida en 13 sectores, que fueron reducidos a siete, y el seis es el más peligroso, según Seguridad Pública, considerando que los más violentos, después del seis, son los sectores cuatro (Las Palmas y La Joya) y tres (Paseos del Mat).

Se trata del norponiente de la ciudad donde más reportes delictivos registran las corporaciones policiacas. De acuerdo con datos oficiales, al día llegan entre 10 y 15 informes por faltas administrativas y diversos delitos, que lo convierte en el más inseguro y violento del municipio, sobre todo Villas Otoch Paraíso, ubicado a la salida hacia Mérida, uno de los “focos rojos” por la inseguridad-

“Ese desarrollo inmobiliario se ha convertido en referente de diversos temas urbanos, problemática familiar-social, de contaminación y especialmente de inseguridad; se le ha bautizado incluso como «las favelas de Cancún»”, señala Eduardo Galaviz Ibarra, dirigente ydel Observatorio Legislativo de Quintana Roo.

Inicio
La zona está rodeada por las regiones 248, 251, 247 y 260; Se trata de las cinco zonas más peligrosas para vivir debido al alto número de delitos: además, Benito ´Juárez tuvo el mayor número de ejecuciones durante el mes de julio: 30 de las 46 que hubo en Quintana Roo: es decir, un promedio de 1 1.4 cada día, de acuerdo con datos d la Fiscalía General del Estado (FGE).

En un documento que tituló “Villas Otoch Paraíso. Los orígenes”, recordó que Alor Quezada llegó al poder gracia a la alianza de los partidos Revolucionario Institucional (PRI, del que procedía) y el Verde Ecologista de México (PVEM), una de las administraciones que más cambios de uso de suelo aprobó, entre esos se modificaron las condicionantes del llamado polígono de expansión número 11.

En la quincuagésima novena sesión ordinaria, el 18 de septiembre de 2007, se incluyó un punto trascendente: la “planificación” urbana de Cancún. Se aprobó el cambio de densidad en las 143 hectáreas del fraccionamiento, que tenía autorizadas 60 viviendas por acre, y se aumentó a 120 viviendas para poder otorgarle la autorización a la empresa inmobiliaria Cadu.

El tufo de del cochupo, de la corrupción se intuye desde el principio, advierte Galaviz Ibarra, pues la propuesta se integró a última hora en el orden del día, dijeron varios regidores; se deduce que no se estudió ni analizó a detalle, solo fue “revisada” por la Comisión de Desarrollo Urbano y Transporte, integrada por los regidores Mario Machuca, Delia Alvarado y Jesús Melchor González Solís.

Los líderes sindicales, entonces afiliados y beneficiarios del PR,I y el otro integrante del PVEM. Como titular de la Dirección de Desarrollo Urbano estaba el notario Heyden José Cebada Ramírez., quien desde entonces no abandona el palacio municipal, como si le supiera algo a alguien y el pago lo hace inamovible, o sigue dentro del sistema para cubrir o desviar la atención incómoda.

La empresa fundamentó su propuesta en la necesidad de vivienda de interés social con los subsidios federales que ofrecía el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) a obreros que ganaban hasta dos salarios mínimos y podían pagar una mensualidad de 650 pesos mensuales.

El proyecto presentado por Cadu Inmobiliaria era para 17 mil 160 viviendas de 35 metros cuadrados, lo cual fue duramente criticado apenas por un integrante del cabildo, el regidor Agustín del Carmen Osorio Basto, quien advertía de los graves conflictos familiares y sociales que se generarían en esa zona con esa concentración de personas…. y no se equivocó.

Fue el único voto en contra; los candidatos que contendieron en esa elección y que fueron regidores como Rogelio Márquez Valdivia y Alejandro Janitzio Ramos Hernández apoyaron la autorización y votaron a favor Tres lustros después de está causando graves problemas urbanos y falta de atención a un grupo de población que accedió a la adquisición de esas viviendas.

Habitantes
El lugar tiene una problemática urbana y falta de gobernabilidad, el diseño no contempló zonas de equipamiento y esparcimiento: incluso se percibe que están orientadas a un autogobierno controlado por grupos que establecen las normas de movilidad y eventos como el levantamiento de información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), inspectores y actos de campañas políticas.

Los números son brutales: de las 17 mil 60 viviendas proyectadas, solo hay construidas y censadas cerca de 14 mil viviendas con una población de 38 mol 882 personas, la mitad son mujeres. Las casas ocupadas son cerca de 12 mil; se ha detectado muchas invadidas. Si hubiera información de cuántas están al corriente en el pago del predial se sabría el porcentaje de las qie están en situación irregular.

En Vilas Otoch Paraíso la densidad es de 272 personas por hectárea, un enorme hacinamiento con problemas de habitabilidad, inseguridad y falta de servicios y espacios de esparcimiento públicos que generan problemas vecinales y delincuenciales. En la Región 259 están registrados 88 puntos de venta de alcohol, el más alto del municipio; seguramente es mayor si se suman los expendios clandestinos.

El fraccionamiento tiene un número de pobladores comparativamente similar a la población del vecino municipio de Puerto Morelos, en un espacio de terreno infinitamente menor: 100 mil hectáreas contra apenas 143 que reflejan la falta de ética empresarial y visión social de las empresas desarrolladoras de vivienda, lo que provoca similitudes con lo que sucede en las colonias irregulares.

Eduardo Galaviz hace una reflexión: casi dos décadas después los ex regidores Mario Machuca y Delia Alvarado siguen siendo “líderes” sindicales y el ex regidor Jesús Melchor González es beneficiario de “ayuda social” regidor Pablo Bustamante Beltrán, y Heyden Cebada sigue como funcionario en Desarrollo Urbano, y Cadu tuvo una importante cantidad de ingresos por la venta de esas casas.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Noticias

Ir Arriba