Construir una edicación publica basada en valores, integral e inclusiva: Eduardo Martínez Arcila

en Noticias

Ante las reformas hechas a nivel federal en materia de educación, es necesario actualizar nuestro marco normativo en la materia, sostuvo el diputado Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Comisión de Educación del Congreso del estado quien dijo que la Constitución en Quintana Roo debe contemplar una educación basada en valores, con perspectiva de género, integral y ratificar su gratuidad.

El diputado dijo que con este fin se deben recuperar materias como civismo y otras vinculadas a actividades que promueven los valores, la cultura, el arte, los deportes y la protección al medio ambiente, así como también impulsar una educación indígena, bilingüe y bicultural.

El presidente de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología presentó una iniciativa de reforma a la Constitución del estado para modificar el artículo 32, esto a raíz de las reformas hechas a la Constitución federal en el Congreso de la Unión con las cuales se reformaron los artículos 30, 31 y 73 en materia educativa.

Esas modificaciones practicadas en mayo pasado, buscan una transformación en el sistema educativo nacional; son reformas, añadió, que han generado polémica y diferencias, sin embargo, es el momento de someter a prueba esos cambios y la única manera de verificar su eficiencia es poniendo en marcha esa transformación en educación a nivel local y evaluar sus resultados, cambios que se podrán ver en un mediano plazo.

La reforma comprende uno de los temas que generó más polémica en el magisterio, pues se eliminó la evaluación obligatoria y se propuso un sistema de formación gratuito como un derecho de maestras y maestros. También se reformó el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) el cual será sustituido por el Centro Nacional para la Revalorización del Magisterio y la Mejora Continua de la Educación. Se contempla la creación de un Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros en el que la Federación tendrá la rectoría y un Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Esto implica, dijo el presidente de la Comisión de Educación del Congreso, un cambio profundo en la práctica de enseñar y dar clases en el país. “Como presidente de la Comisión respectiva, considero que tenemos que darnos la oportunidad de conocer estos cambios, pero sobre todo, dar seguimiento y exigir resultados porque ese es el compromiso que desde el Gobierno federal se hizo con esta reforma”.

Además, añadió Martínez Arcila, se ratifica la gratuidad de la educación básica, se mantiene la rectoría del Estado en la educación en el país, se crea el Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros en sus funciones docente, directiva o de supervisión y se obliga al Estado a fortalecer las instituciones públicas de formación docente como las escuelas normales.

El legislador dijo que esta reforma propuesta refrenda el carácter de la educación que imparte el Estado, siendo universal, pública, gratuita, obligatoria, laica e inclusiva, es decir, se hace efectivo el derecho de niñas, niños y adolescentes a recibir una educación con miras a acabar con la desigualdad en la enseñanza, la discriminación y garantizar el acceso al aprendizaje.

“Esta iniciativa comprende el enfoque de derechos humanos y la igualdad sustantiva, convirtiéndose ambos aspectos en el eje rector de la educación que impartirá el Estado, que guiarán la formación de los educandos y para que se fomente en ellos, diversos valores tales como, el respeto a los derechos humanos, las libertades y la dignidad de las personas, la cultura de paz y la conciencia de solidaridad y justicia.

A estos se suma el concepto de honestidad, como principio rector de la vida social, la promoción de valores y la mejora continua del proceso de enseñanza aprendizaje”, expresó.

La iniciativa presentada fue turnada a comisiones para su análisis y debate.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*