Policías también son héroes anónimos

en Noticias/Sociedad

Dos acontecimientos deben servir para reivindicar la deteriorada imagen de los policías (municipales, estatales y federales) ante la sociedad quintanarroense, ambos conmovedores hechos, en los que los oficiales del orden reaccionaron con humanidad y pusieron en práctica sus valores humanos más elementales como la solidaridad.

El primero, que más llamó la atención fue la atención inmediata que recibió un bebé recién nacido de manos del policía municipal de Benito Juárez, quien acudió al llamado de auxilio de vecinos del lugar ahí en Cancún, quienes localizaron al bebé al intemperie y lo cubrieron con una manta.
El policía municipal urgió a los servicios de la Cruz Roja para que le dieran los primeros auxilios al bebé, cuyos labios resecos y cuerpecito ya estaba pálido y algunas partes hasta morado por el frio que hacía, luego de que una madre desnaturalizada lo abandonara con todo y placenta en un paraje en medio de la nada.

En el video que circularon las autoridades, el policía municipal de Cancún narra el coraje y la impotencia que le dio ver a este bebé abandonado de esta manera y lo que hizo fue de manera inmediata es darle la protección, no solo como ser humano, sino inició la protección que el Estado debe proporcionar conforme lo establece la ley en este tipo de casos.
El segundo caso en las últimas 24 horas ocurrió en Chetumal, cuando elementos de la Policía Estatal Preventiva, cuando patrullaban sobre la avenida Machuchac con Avenida Constituyentes, dieron toda la atención a una abuelita, la cual se encontraba extraviada y desorientada.

El encargado de uno de los sectores de la policía estatal, Joaquín Morales, en sus recorridos de vigilancia visualizó a la ancianita, de aproximadamente 80 años, que actuaba desesperada, por lo que descendió de su unidad con sus elementos y al peguntarle si le pasaba algo “dijo que se encontraba perdida”.
De inmediato empezaron a investigar hasta que dieron con su domicilio y se lo entregaron a su hijo a quien le dijeron que tenga mucho cuidado, para que la señora no anduviera sola en la calle y exponiéndose a los peligros.
La ancianita padece de una enfermedad en la cual se agudiza la pérdida de memoria y realmente apenas se le está presentando, pero gracias a la acción policial pudo retornar a su hogar sana y salva.
Estas dos acciones de la policía se suman a muchas más que realizan los guardianes del orden y que muchas veces permanecen en el anonimato, pero que son de gran ayuda a la población, que poco a poco tiene que volver a confiar en sus policías, tal y como ocurría hace más de 40 años, en donde se respetaba y confiaba en los cuerpos policiales.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Noticias

Ir Arriba