Adiós a los ideales políticos. El Pragmatismo político llega a Quintana Roo.

en Noticias

Cancún Q. Roo.- En un desayuno ofrecido por José Luis “Chanito” Toledo Medina y Jorge Aguilar Osorio a los medios de comunicación, donde el líder del sol azteca dijo que se “trataba de una charla entre amigos”, se presentó al expriista como el candidato del Frente por Quintana Roo.

Tímido, parece que si estar ahí fuera un acto que lo avergüenza, con una voz casi inaudible, Jorge Aguilar Osorio al estilo de canonizar a Chanito Toledo ungió al candidato calificándolo como “el mejor candidato, el del proyecto ganador”.

En un mensaje sui generis, el líder de los perredistas agradece al gobernador Carlos Joaquín no meter las narices y mantenerse al margen, “como el demócrata que es”. En el desayuno le dieron la bienvenida al consentido de Borge, y le abrieron “las puertas de su casa, el PAN, de MC y el PRD”.

Y entonces José Luis Medina toma el micrófono y domina el escenario. Es un político formado para serlo. Mantiene un control, la sonrisa en el rostro, el habla decidido y pausado, quiere que todos lo escuchen quiere hacerse escuchar pero sobretodo quiere enviar el mensaje a sus contrincantes dentro de la misma casa que lo arropa: Emiliano Ramos e Ivanova Pool.

Chanito, dueño del escenario, sabe llegar a lo que debe: Cancún: “Este ha sido un proceso muy importante, el principal fundamento de la construcción de esta candidatura tiene que ver con lo que nunca imaginamos: un Cancún que se debate entre la inseguridad, entre el presente promisorio y un futuro que debemos de tomar con responsabilidad para no lamentarnos adelante, más allá de la persona y de la coyuntura política, de 48 años como municipio, hoy Cancún nos debe unir a todos para lograr un frente interno, que tenga una propuesta ganadora, de proyección a futuro, innovadora. Hoy debemos de transmitir al ciudadano de pie que es el centro de nuestro proyecto”.

José Luis Toledo improvisa un mensaje, no hay tarjetas que lo ayuden, es un político que se ha mantenido en forma, que sabe que la puerta de Cancún es para llegar a algo más grande. Los sabe, se ve en su seguridad. Se escucha estudiado y convencido. Y es que ni quien lo dude, José Luis Chanito Toledo es un político hecho en la escuela del PRI.

Y el político prosigue: “Vemos a Cancún en los próximos años como una ciudad innovadora, una ciudad tecnológica, una ciudad que tenga más oportunidades, espacios, mejores empleos, con una movilidad distinta, queremos contar esta historia de un Cancún exitoso, contar una historia no del político o la circunstancia, sino de una ciudad con un mejor futuro para nuestros hijos”.

Chanito Toledo se sabe dueño del escenario, le tomó menos de cinco minutos hacerse del control de él. Ni Jorge Aguilar con su tímido discurso, ni el líder del Blanquiazul con sus chistes lo lograron, Chanito Toledo sí.
Y es que el pragmatismo ha invadido la política quintanarroense. Durante el desayuno un periodista le pregunta a Chanito Toledo el año de la fundación del PRD en Quintana Roo. El político no sabe, desconoce toda fecha, toda lucha, desconoce la historia del partido que hoy lo abandera.

Emiliano Ramos e Ivanova Pool impugnan la candidatura de Chanito Toledo por considerarla una imposición, que lastima los ideales por los que lucharon, que lastima a los militantes del partido y que la dirigencia los hace un lado en aras de una victoria que estará sucia. Manchada.

Chanito Toledo da la razón al desconocer la fecha de fundación del PRD en este estado. Sin embargo, manda un mensaje a Emiliano Ramos: “En este frente amplio les tendemos una mano a los compañeros, todos cabemos”. Y al más puro estilo de Echeverría, dice: “mi mano está extendida”.

José Luis Toledo sabe de qué lo acusan de ser un caballo de Troya del PRI, y dice: “No buscamos generar una circunstancia política para llegar a puestos de poder, no solamente queremos construir un frente amplio. Queremos un gobierno de coalición que tenga que ver con todas las expresiones y opiniones y lo que quiere la gente”.

Y como si de un mantra se tratará, Chanito Toledo aclara: “Soy un hombre que se ha formado en la cultura de la legalidad”. Las abuelas dicen que “ha explicaciones no pedidas…”.

Chanito está frente a las cámaras. El historiador Paco Ignacio Taibo dice que “no le gustan las entrevistas de más de 15 minutos porque nadie puede ser interesante después de ese tiempo”.

Y esa Ley parece caer sobre los hombros de Chanito Toledo. En un arranque de moralidad política, concede cátedra de periodismo a los medios: “Les pido por favor que en este proceso cubran todos los aspectos de la campaña, ustedes son los que cuentan la historia, los ciudadanos quieren escuchar a políticos serios con propuestas serias”, y luego se enreda en un galimatías inentendible: “Yo quiero sentarme con quienes piensan distinto a mí, en las diferencias se encuentran las coincidencias, quiero compartir con quienes se sintieron perseguidos, medios de comunicación y periodistas, que hoy tenemos que tener una forma distinta, una mente distinta, quiero decirles a todos ellos que pelearon desde una trinchera de fuera, de dentro, que hoy tenemos un compromiso y ese se llama Cancún, México”.

Chanito Toledo se sabe que pierde el control. Muestra su credencial de elector, que en efecto, dice radicar en Benito Juárez. Así, acompañado de sus hijas y esposa, Chanito Toledo regala fotos, nos da una imagen de él, la familia y la prosperidad.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*