Dueños de la tierra podrían ser socios y cotizar en la bolsa gracias a Tren Maya

en Noticias

Playa del Carmen, Quintana Roo.- Dentro de las diversas reuniones en torno al esperado proyecto del Tren Maya, uno de los aspectos que más ha sobresalido es la intención de integrar a los dueños de la tierra por donde pasaría la obra como socios y que incluso pudieran cotizar en la bolsa. Pablo Careaga Córdova, responsable del tramo Tulum-Bacalar del Tren Maya, explicó en entrevista esta propuesta.

“Uno de los diferentes aspectos que me parecen muy innovadores del Tren Maya es su forma de financiamiento, su forma de incluir a diferentes personas de todo tipo a forma parte del proyecto, este instrumento se llama ‘Fibra’, Fideicomiso de Inversión para Bienes Raíces. Es una herramienta para invertir en proyectos específicamente inmobiliarios”, señala.

Destaca que el mecanismo específico para dueños de tierra, sean particulares o ejidatarios, reservas municipales, o cualquier persona con tierra, aporta su terreno, y el fideicomiso, que cotiza en bolsa, a cambio de su terreno les paga con acciones y los vuelve socios.

“Las acciones se compran y se venden a través de la Bolsa Mexicana de Valores. En el momento en que un propietario de tierra, sea ejidatario o no, a la hora de aportar su terreno en ese momento su terreno se vuelve más valioso, pues será parte del proyecto integral del Tren Maya.

Se vuelve socio y, como en toda empresa, tú tienes tus acciones, recibes tus dividendos y tus rentas conforme el proyecto vaya avanzando y también tus acciones van a ganar plusvalía conforme el proyecto vaya avanzando”, recalcó.
Cuando el propietario quiera vender sus acciones en dinero las vende a través de la Bolsa Mexicana, ya sea una parte o en su totalidad.

“Los beneficios son por dos formas: por el valor que agarran sus acciones, la plusvalía, y por el otro las rentas que van recibiendo por ser parte del proyecto”, asegura.

ANTERIOR MODELO ERA EXCLUYENTE
Destaca que, a diferencia de estas propuestas, el modelo aún vigente de Fonatur era excluyente con los ejidatarios.

“Fonatur adquiría tierra, o ya fuera que las comprara o le dotara parte de sus reservas al capital de Fonatur; en ese momento comenzaba a desarrollar la tierra, como en Cancún; mete urbanización, lotificación, servicios y vende estos lotes a diferentes inversionistas: cadenas de hoteles, restaurantes, a desarrolladores inmobiliarios y aunque ganaba dinero la dependencia se deshacía de esas tierras que agarraron mucho valor”, argumentó.

Incluso, comenta, si en lugar de haber vendido la tierra la hubiera arrendado, a contratos de largo alcance, como a 50 años, por dar un ejemplo, todas esas tierras en Cancún valdrían muchísimo más, pero eso ya no benefició a Fonatur, sino a los que las compraron.

“Antes Fonatur compraba, desarrollaba y vendía; ahora el nuevo esquema se asocia, desarrolla y renta, no vende”, detalló.

Fue cuestionado sobre si sabe cómo se ha socializado esta información con los propietarios de la tierra, a lo que responde que ha habido acercamientos, pero que no puede haber acuerdos oficiales dado que aún no son gobierno.
“Todo será en los próximos meses, el próximo año; vamos a hablar, a intentar convencerlos; todos están en su derecho de subirse al proyecto o no, si no les parece adecuado”, detalla.

Pide un poco de paciencia, sabe que hay mucha ansiedad de parte de la gente que quiere que ya comience la obra, pero aclara que también hay que poner atención, pues hay mucha desinformación sobre el proyecto en redes sociales. “A esperar a que seamos gobierno, para combatir la desinformación, con los recursos de un gobierno ya en funciones”, concluye.

REORDENAMIENTO TERRITORIAL
Por su parte, Raúl Bermúdez, encargado de este proyecto, en el tramo de Cancún a Tulum, manifestó que además de ser un medio de transporte para pasajeros y carga, un aspecto crucial del Tren Maya es que generará un reordenamiento territorial en las ciudades por las que pase, en especial en Tulum.

Recalcó que una estación de trenes se convierte rápidamente en un centro medular de una ciudad, donde converge el comercio, de ahí que la creación de las paradas del tren maya incluirá una planificación detallada de estos terrenos.

Incluso, en algunos casos, se crearán ciudades nuevas, como es el caso de Tulum, añadió.
“En Tulum, ya se tiene platicado hacer una reserva territorial para refundar Tulum, hacerlo ordenado y con toda la infraestructura”, indicó.
El reordenamiento se busca que sea inclusivo, para que la gente viva a corta distancia de sus centros de trabajo.

Sobre el tren, será seccionado para que trabajadores puedan viajar por 20 pesos, y turistas por 20 dólares, dijo a manera de ejemplo.

También se transportará carga usando estas vías, en particular combustible, el que vendrá desde Progreso, no desde Punta Venado o algún punto de Quintana Roo, aclaró, pues la legislación actualmente impide la descarga de combustible en costas quintanarroenses.

Aclaró que se hará una consulta con todos los pueblos indígenas por el que pase el proyecto, que será independiente de la consulta ciudadana planteada actualmente.

“Todavía no somos gobierno, pero el proyecto lleva dos años; no es ocurrencia; de hecho, López Obrador tiene 10 años con esto en la mente”, comentó.

AGENCIA SIM

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Noticias

Ir Arriba