Historias de Familia: Emiliano Ramos Hernández, heredero del poder

en Política/Reportajes

Por Abraham Gorostieta

En 1952 reinaba en México cuán magnánimo Miguel Alemán Velasco, el presidente “cachorro de la Revolución”, el primer civil hecho mandatario y quien continuó con la costumbre de enriquecerse y hacer millonarios a los suyos durante seis años.

El líder de los obreros mexicanos se reelegía nuevamente como secretario general de la CTM, don Fidel Velázquez, símbolo de la corrupción y de los intereses puestos al servicio del patrón. Pero en 1952 se desprendieron de la poderosa CTM varias confederaciones: la Proletaria Nacional (CPN), la de Obreros y Campesinos de México (COCM), la Única de Trabajadores (CUT) y la Nacional de Trabajadores. Por consecuencia todas éstas formaron la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), la cual contó con la simpatía de Alemán pero ocasionó la furia de Fidel Velázquez por qué según el actuaban como provocadores sin escrúpulos y por qué parecía “su único objetivo era dividir las agrupaciones más serias del país”; incluso propuso la creación de una nueva central unificada y estaba dispuesto a renunciar.
Constantes y álgidos momentos se vivían en la Ciudad de México, escogida desde los tiempos de la fundación de Tenochtitlán como el centro político del país. Y así pasaron las décadas hasta llegar uno de los sismos políticos del Sistema mexicano: La salida de Cuauhtémoc Cárdenas del PRI y la fundación, años después, del partido del Sol Azteca.

Lejos del centro del país, en el sureste mexicano, los caldos y agitaciones por los nuevos aires de democracia y cambio se dejaron sentir. Pero también había cacicazgos al más viejo estilo de Fidel Velázquez. Uno de ellos: Salvador Ramos Bustamante, amo y señor de la CROC en Quintana Roo por más de 20 años.

Latifundista al mejor postor

Dice el pensador Bette Davis que “la vida es corta pero bien alcanza para todo”. A Salvador Ramos Bustamante le ha alcanzado la vida para acumular una inmensa fortuna, de hacerse de tierras, terrenos y propiedades. Bien decían los conquistadores españoles cuando llegaron a las tierras mayas: “Aquí florece la abundancia”. Y abundancia a manos llenas ha tenido Ramos Bustamante a lo largo de 20 años de cacicazgo campesino.

Pero no todo en la vida dura para siempre y el reinado de Ramos Bustamante frente a la CROC terminó en 1996. Cercano desde siempre a Joaquín Hendricks, al que considera como “su hermano” de toda la vida, Salvador Ramos Bustamante, en una compleja operación ilegal pretendió apropiarse de varios predios e inmuebles del patrimonio de la central obrera y campesina.

Alberto Juárez Blancas fue quién lo destituyó del cacicazgo con el apoyo del entonces gobernador Mario Villanueva Madrid.
Ramos Bustamante fingió una operación crediticia que afectó las propiedades del sindicato y que al final hacían que un incumplimiento de ese adeudo dejara otra vez en sus manos siete terrenos y tres edificios en varios municipios del estado, incluido el que ocupa la sede estatal de esa organización en Cancún. Tras un largo litigio en paralelo con la asociación civil denominada “Macrocentro Cultural Recreativo y Ecológico de la CROC”, Ramos Bustamante en sociedad prácticamente con todos los dirigentes sindicales que fueron destituidos junto con él pretendían quedarse con esas propiedades y con un millón de pesos. Los socios con Ramos Bustamante son: Isidoro Mendoza de la Cruz, Jorge Lara Marín, Cornelio Mena Kú, Javier Sánchez Lozano, Janitzio Ramos Hernández, Luz María Beristáin Navarrete, Néstor Baños Baños –fallecido–, Andrés Mora, Enrique Sotelo Gernponimo, José Luis López, Ausencia Aquiles Gómez y Guido Espadas Medina.

A su forzada salida de la CROC, Ramos Bustamante saltó a otro cacicazgo: El Partido de la Revolución Democrática, en dónde sentó sus reales y hasta la fecha -20 años después- continua reinando.

Cacique del Sol Azteca

Con el control absoluto del PRD en Quintana Roo, la fortuna y poder de la familia de Salvador Ramos Hernández ha aumentado significativamente. El patriarca de la familia mudo sus mañas al partido del Sol Azteca pero también la estructura sindical que había formado a lo largo de 20 años de cacicazgo en la CROC.

Su fuerza e influencia le ha alcanzado para poner a familiares en distintos puestos de servicio público en distintas administraciones. Regidores de Ayuntamientos, diputados locales y diputados federales, funcionarios municipales y estatales e integrantes permanentes de los órganos de dirección del PRD en Quintana Roo. En ésta última, los familiares de Salvador Ramos Hernández ocupan varios cargos, por ejemplo, su hijo Emiliano Ramos Hernández es diputado presidente de la Comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuenta del Congreso del Estado; la esposa de Emiliano, Paola Elizabeth Moreno Córdova, es subsecretaria de Vinculación Política y Social de la Secretaría de Gobierno; su otro hijo, Alejandro Ramos Hernández es el director de Comunicaciones y Transportes de la Sintra; otro de sus hijos, Alzayacatl Salvador Ramos es asesor en el Congreso; y su excuñado Rafael Quintanar González, fue director del Instituto para la Educación de los Adultos y Jóvenes.

Y los escándalos no han parado, por citar un caso: Rafael Quintanar González, licenciado en Pedagogía, fue regidor del ayuntamiento de Benito Juárez y grandes son las historias de sus corruptelas y abusos de poder. Ocupó el cargo de director general del Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEEA) durante los primeros meses del actual gobierno, pero fue destituido al hacerse públicos sus excesos y abusos de poder.
A Alejandro Ramos director de Comunicaciones y Transportes de la Sintra se le ha cuestionado por su parcialidad hacia las mafias sindicales que controlan el transporte de pasajeros en la entidad.

Emiliano Ramos, ha brincado como chapulín de las diputaciones federales a las locales siempre por la vía plurinominal, nunca por voto directo del pueblo.

El objetivo: Cancún

Cancún es el puerto turístico más destacado de México. La puerta del turismo mexicano al mundo. La derrama económica que genera el municipio de Benito Juárez ha despertado la avaricia y el hambre de muchos políticos, sin importar partido. Es el caso de Emiliano Ramos quien quiere hacerse de la candidatura del PRD para buscar ser alcalde de la joya de la Corona del turismo.

Como diputado local se hizo de una figura opositora al borgismo. Eso le ha hecho pensar que es suficiente para ganarse la nominación directa de su partido.

Su trayectoria como político ha sido cuestionada por miembros del PRD quintanarroense, sobretodo de la “Corriente Renovadora” quien ha acusado a Emiliano y a su padre de negociar con gobernadores posiciciones y votos del PRD a cambio de la toma de nota de otros sindicatos que controla la familia Ramos.

Lo cierto es que a Emiliano Ramos parece no alcanzarle ni la fortuna, ni los contactos que su padre ha hecho a lo largo de su vida, para comprarle la candidatura del PRD a la presidencia municipal de Benito Juárez.

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Política

Ir Arriba