Contaminación en las aguas de Bacalar y en todo el país

en Noticias/Sin categoría

Bacalar. Q. Roo.- Por si fuera poco con la violencia generada por el crimen organizado y la crisis económica por la que atraviesa México, la contaminación del mar es otra de las grandes amenazas a la que se enfrenta el estado de Quintana Roo y las costas de nuestro país.
La contaminación de nuestros mares comienza en las costas con los vertidos de aguas residuales urbanas e industriales sin depurar que se producen minuto a minuto.
En el caso de Quintana Roo ocurre una nueva alerta sobre la presencia de bacterias E.coli en la Laguna de Bacalar que se concentran en grandes cantidades.
El número de bacterias halladas es de 100 veces mayor que los límites permisibles en las normas internacionales.
La principal causa de la contaminación del mar de las playas mexicanas es el drenaje que vierte sus aguas negras directamente al mar. Las plantas de tratamiento del país son insuficientes y varias de ellas funcionan mal: de las 1,481 existentes, 178 están inactivas.
En México solo se trata el 40.2 por ciento de las aguas residuales. Y las autoridades hacen muy poco para incrementar este porcentaje. De hecho, cada segundo se vierten a las cuencas 124 mil litros de aguas sin tratar.
De los 154 municipios con costa en el país, únicamente la mitad cuenta con plantas de tratamiento de aguas negras. Sin embargo, de los 77 municipios que sí cuentan con infraestructura para el saneamiento de aguas, una parte no funciona al 100 por ciento de su capacidad y otra parte tiene una capacidad menor a la necesaria.

Foco de infección

Existen enormes riesgos a la salud humana el nadar en aguas insalubres plagadas de E.coli. Dentro de las muchas afecciones que se obtienen están la irritación en la piel, las infecciones en oídos, ojos, las infecciones en el aparato respiratorio o digestivo, el malestar estomacal y hasta diarrea por infecciones gastrointestinales.
Pero la contaminación de aguas con E.coli es más profunda que el daño a los humanos. Al ser un ecosistema, todo está conectado. En la contaminación de las zonas costeras y sua aguas por descargas agrícolas, domésticas e industriales, se han encontrado en ostiones y peces que llegan a nuestras mesas sustancias tóxicas como cadmio, plomo, mercurio, cobre, zinc, compuestos orgánicos persistentes como plaguicidas, hidrocarburos y bacterias de salmonella y de cólera.
La Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) año con año publica un estudio con los resultados de la calidad del agua en los 17 estados costeros del país en los que periódicamente se realizan análisis, principalmente en las playas más visitadas por turistas como en este periodo de Semana Santa.
Los límites para que una playa sea considerada “apta” para bañarse son 200 estreptococos, esterococos y materias fecales por cada 100 mililítros.
En 2017 fue el último estudio publicado que arrojó los siguientes resultados: las playas de Tijuana ronda los 193 nmp/100, pero no es la única con riesgos altos: Caletilla, en Acapulco, Guerrero, tiene 110 nmp/100; Playa Puerto Morelos, en Quintana Roo (109), Playa Mauri, en Sinaloa (102).
En el caso de Bacalar, el Comité Agua Clara en el que participa la bióloga Shanty Acosta Sinencio, llevan un monitoreo en cinco zonas de la Laguna de Bacalar en el que se han encontrado “una cantidad monstruosa de bacterias”.

Un problema de todos

La Secretaría de Salud, a través de la Cofepris, debe tomar medidas claras respecto a la contaminación del mar representa una amenaza para la salud. También la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Procuraduría Federal para la Protección del Medio Ambiente (Profepa) tienen la responsabilidad de clausurar desagües ilegales. Los municipios tienen la responsabilidad constitucional de tratar sus aguas residuales y no verterlas directamente al mar.
En Quintana Roo se han hecho acciones en este sentido, por ejemplo, en la Rivera Maya han sido sancionados hoteles y restaurantes que violan la ley de protección al medio ambiente. En Cozumel se sancionó al hotel Mayan Palace por la instalación de una tubería que desembocaba directo al mar. En la misma isla un restaurante ubicado frente al popular muelle Puerto Maya fue multado por verter las aguas negras a un terreno cercano a zonas de cenotes.
En el país, Veracruz es el estado costero que mayor volumen de aguas negras vierte al mar: arroja más de 15 mil litros cada segundo. Campeche y Yucatán tratan apenas 1.9 y 4.4 por ciento de sus aguas residuales, respectivamente. En Veracruz, Jalisco y Campeche se ubican las playas más contaminadas del país.
El vertido de aguas negras a las costas afecta directamente a casi 5 millones de personas que viven en municipios costeros. A esta cifra se deben agregar los turistas que visitan las playas.

AGENCIA SIM

Pedro Canché es un periodista independiente y fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Quintana Roo. Pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Noticias

Ir Arriba