Capital Política / ¿Fuera de control el dengue en Quintana Roo?

en Noticias/Sociedad

Por David Acosta

Tras seis muertes, 963 casos confirmados, un incremento del 1888 por ciento de casos con respecto al año pasado y a punto de una epidemia por dengue, la Secretaría de Salud Alejandra Aguirre Crespo, trata de reaccionar tarde con acciones que se antojan difíciles, debido a lo avanzado de la temporada de lluvias. El Gobierno del Cambio, no cumplió a tiempo con las acciones de prevención y las consecuencias se pagan con vidas.

El dengue es un riesgo latente en Quintana Roo, es algo que las autoridades de Salud y en este caso la titular del ramo Alejandra Aguirre Crespo debería saber sobre los riesgos de no tomar acciones de prevención a tiempo.
Se pretexta falta de recursos económicos, humanos y materiales, sin embargo la realidad y el mayor pecado es el descuido, al dejar el tema de vectores a la suerte de las condiciones climáticas o periodos atípicos.

El que personal de vectores pase a las casas de vez en cuando a revisar un “botecito” negro, que técnicamente denominan ovitrampa no detiene la proliferación de moscos en las zonas urbanas y comunidades rurales de la entidad.
El problema no solo está en las casas, también en las calles, donde el mal estado de las mismas favorece la proliferación del mosco Aedes Egipty, por los encharcamientos. Echarle la culpa a la población tampoco resuelve el problema. Estos índices de enfermedad del dengue no se vieron incluso ni en tiempos de Roberto Borge.

No solo las campañas contra el dengue no se ven, sino también las acciones. Solo basta preguntarle a las familias del estado, si se acuerdan de los vehículos que nebulizan o del abate que se colocaba en las los recipientes para almacenar agua.
Los pretextos suben de nivel, ahora el responsable es el Gobierno Federal que no envía recursos, peor aún que realiza recortes presupuestales. Una manera fácil de lavarse las manos y una excusa patentada del Gobierno del Cambio, que encabeza Carlos Joaquín González.
Han pasado nueve meses y medio del año, seis muertes y 963 casos, cuando la Sesa se acordó del dengue y de la importancia de reforzar las tareas para atender “como se debe” este problema endémico.

Los decesos han sido Cozumel, Bacalar, Solidaridad, Lázaro Cárdenas y Othón P. Blanco. Lo muertos de diferentes edades, incluidos niños.
Los padecimientos se dispararon en 433 por ciento con relación al total de casos del año pasado que culminó con 222. No obstante comparativamente con la misma semana epidemiológica número 40 el crecimiento fue de mil 888 por ciento, al registrarse en el 2018 tan solo 51.

Eso sin contar los casos de muertes o padecimientos que la Sesa disfraza, lo que afecta las estadísticas reales.
A partir de este lunes se anunció un ciclo de nebulización para Cancún, Bacalar y Chetumal, que también se extenderá a Tulum, Playa del Carmen, Cozumel, Lázaro Cárdenas, Puerto Morelos e Isla Mujeres, Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos. Al menos en Chetumal no se vio actividad alguna al respecto, por las colonias más grandes y con mayor riesgo, ubicadas en el norte.

Las familias no han abierto sus puertas como pidió Aguirre Crespo, porque nadie ha pasado a fumigar y lo único que entra son moscos.
La nebulización se hace con malatión, un químico que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha retirado de varios países por el riesgo de que sea un agente cancerígeno, según estudios realizados.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Mas recientes de Noticias

Ir Arriba