Category archive

Reportajes

Pide AMLO a pueblos mayas no ampararse para frenar el tren maya

en Noticias/Política/Reportajes

Felipe Carrillo Puerto.- El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pidió a pueblos mayas no ampararse para evitar el tren maya, “un proyecto turístico de su sexenio para aprovechar los 10 millones de turistas anuales que visitan Cancún y la Riviera Maya para que visiten el sur del país”.

En un evento donde dijo que el gobernador Carlos Joaquín es su amigo, fustigó a los “conservadores” quienes metieron 140 amparos para frenar el aeropuerto en Santa Lucía, sin embargo tuvo paciencia y estos ya fueron desechados y ahora arrancan las obras.

“No quiero que esto pase con el tren maya. No quiero dejar obrar a medias”, dijo aunque nadie tradujo a los mayas las palabras del presidente.

Y entonces, en sus propias palabras “midió el agua de los camotes”, pidió una votación a raja tabla sobre quienes están de acuerdo en la construcción del tren maya, que dijo, es turístico y sus seguidores alzaron las manos.

Sin ninguna traducción para que los dignatarios mayas miembros de las 5 ciudades sagradas presentes entendieran el discurso a favor del tren maya, Obrador se dio por aprobado en su proyecto del tren.

Antes de hablar sobre el tren maya, el presidente se comprometió a liberar al ex gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, aunque reiteró que se efectuará el trámite por vías legales y respetando la autonomía de la Fiscalía General de la República.

En su discurso como parte de su “diálogo con el pueblo maya peninsular”, por el que visitó este municipio, así como dos comunidades de Yucatán, el presidente reveló que ya se interviene para lograr la liberación del ex gobernador.
Incluso, indicó que ya se hacían las gestiones, pero ahora la FGR es autónoma e interpuso un amparo para retener al ex gobernador.

“Lo haremos por la vía legal, desde luego. Veremos que se vea con los jueces lo del amparo”, comentó, añadiendo que paralelamente enviará una iniciativa de ley al Congreso de la Unión para una amnistía para personas mayores encarceladas y quienes llevan años en espera de una sentencia.

“Es mi compromiso de que va a quedar en libertad”, comentó sacando aplausos.
En otros temas, el presidente también habló de las bondades del Tren Maya, tema que sacó menos aplausos que los demás, indicando que es una forma de lograr progreso en el sureste mexicano, históricamente dejado en el abandono.

AUTOGESTIÓN ESCOLAR
Otro anuncio realizado por López Obrador será la puesta en marcha del programa de autogestión escolar, que ya se aplica en Puebla, Oaxaca y Yucatán, y que será tratado con el gobernador Carlos Joaquín González para que su gobierno pague la mitad, el 50 por ciento.

En este punto, afirmó que no tiene nada que tratar con el gobernador que no lo sepa el público, añadiendo: “Yo me llevo bien con el gobernador de Quintana Roo”, lo que sacó abundantes aplausos.

Con este programa, cada escuela de Quintana Roo tendrá su presupuesto que vendrá directamente de Hacienda federal, sin pasar por dependencias intermedias. Serán 150 mil pesos para escuelas con hasta 50 alumnos; 200 mil pesos por escuelas entre 50 y 150 alumnos y 500 mil pesos para escuelas con más de 150 mil pesos.

El presidente también habló de los programas para el campo, Producción al Bienestar y Sembrando Vida, así como se comprometió a mejorar el sistema de salud.
El gobernador Carlos Joaquín dijo por parte que “estamos en el Quintana Roo donde hoy podemos mirarnos a los ojos, donde hemos derrotado muchos de los problemas que tenemos”.

Felipe Carrillo Puerto.- El gobernador Carlos Joaquín convocó hoy a firmar “un nuevo pacto social que nos una, que nos mueva y que nos dé confianza”, al participar, con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el “Diálogo con el Pueblo Maya Peninsular y la Población Indígena Migrante”, que tuvo lugar en el domo doble de la colonia Cecilio Chi, en Felipe Carrillo Puerto.
“Somos un gran estado y tenemos todo para consolidarlo día a día. Sigamos trabajando con pasión y dedicación. Hagamos que el Norte y el Sur de nuestro estado se reencuentren en el objetivo común del crecimiento”, enfatizó el gobernador Carlos Joaquín.

“Tenemos la fuerza, tenemos el coraje y tenemos el sentimiento y la certeza de que en este legado constitucional que heredamos con toda la responsabilidad de nuestro tiempo, hay más y mejores oportunidades para todos” añadió el gobernador de Quintana Roo en el evento.
“Sea este encuentro, señor Presidente, una invitación amplia para que lo que nos falta por hacer lo hagamos juntos, coordinando esfuerzos y poniendo la imaginación para enfrentar y vencer cualquier reto que nos depare”, dijo Carlos Joaquín.

Silvia del Rocío Cituk Ucán expresó que la presencia del presidente López Obrador y del gobernador Carlos Joaquín es una oportunidad para presentar propuestas y solicitar apoyo para que las familias vivan mejor, igual como en otras ciudades. “Vemos que el gobernador está atendiendo y capacitando a mucha gente en las comunidades, que servirá cuando pase el Tren Maya para que no venga gente de otros estados y los beneficios sean para nosotros”, dijo.
Armando Poot Chablé, habitante de Tihosuco, dijo que para él la visita del presidente López Obrador refuerza el trabajo de Carlos Joaquín. “Sabemos que hay muchísimas necesidades en el campo, nosotros somos de campo, de las comunidades campesinas. Hoy, con la visita del gobernador y del presidente nos damos cuenta que hay preocupación de que las comunidades salgan adelante”, afirmó.

Durante el evento, el director general del Instituto Nacional los Pueblos Indígenas Adelfo Regino Montes informó que se realizó la Asamblea de Autoridades Indígenas, en la que participaron 109 autoridades comunitarias: 27 comisariados ejidales, 29 delegados, 32 subdelegados, 11 dignatarios, cuatro autoridades municipales, cuatro sacerdotes, dos generales mayas y un nutrido grupo de ciudadanos indígenas que intercambiaron sus propuestas de trabajo, que reflejan las principales necesidades y oportunidades del pueblo maya en esta parte de la península.
En este evento, el presidente López Obrador, el gobernador Carlos Joaquín y el general maya José Isabel Sulub firmaron la Constitución del Estado Maya.

Estuvieron en el presidium: Carmen Arely Chin Cahuich, subdelegada de Adolfo López Mateos, de José María Morelos; Adelfo Regino Montes, director general del Instituto Nacional los Pueblos Indígenas; el secretario del ejido Felipe Carrillo Puerto Hugo Salvador Flores Vega; el diputado federal presidente de la Comisión de Turismo Luis Javier Alegre Salazar, y el general maya del Santuario de la Cruz Parlante de Felipe Carrillo Puerto, José Isabel Sulub.

QRoo, 99 personas fueron vinculadas o sentenciadas por casos de asesinato en 2019

en Nacional/Noticias/Reportajes

Durante 2019 se han detenido a 99 personas por homicidio doloso, principal indicador de violencia por ser un delito de alto impacto. De los detenidos, 89 se encuentran vinculados a proceso y 10 ya fueron sentenciados, de acuerdo con estadísticas de la Dirección de Derechos Humanos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Las cifras establecen que además casi el 80% de los asesinatos en Quintana Roo son perpetrados por gente que llega de fuera.

Entre los procesados y sentenciados 19 acreditaron como su lugar de origen a Quintana Roo, 19 a Tabasco, 13 a Yucatán, 12 Chiapas, 9 Guerrero, 4 Ciudad de México, 4 Jalisco, 3 Campeche, 2 Oaxaca, 1 Nayarit, 1 Costa Rica, 1 Colombia, y 11 sin datos por lo que no ha sido identificada aún su procedencia.

De igual forma la inmigración que provoca que la tasa de crecimiento poblacional (2.32%) en Quintana Roo sea más del doble que la del promedio nacional (0.97%), se refleja en el número de cuerpos de víctimas de homicidio doloso que no han sido reclamados ni identificados y que en este año suman 75.
El aeropuerto de Cancún moviliza cada año a 26 millones de personas. Tiene una población que no llega aún a los dos millones, según cifras de Conapo, pero recibe anualmente a 20 millones de turistas que, así como los inmigrantes, demandan atención y servicios generales.

Sin embargo, según la FGE, ni el flujo de inmigrantes ni el de visitantes ha sido reconocido por el gobierno federal como base para dotar a Quintana Roo de una mayor presencia de fuerzas federales que combatan al crimen organizado, responsable de 9 de cada 10 asesinatos en la entidad, ni de una repartición de recursos equitativa a la riqueza que genera para México: 33 de cada 100 pesos que ingresan al país se producen aquí por concepto de turismo.

32 mil inmigrantes en 2019

La inmigración hacia Quintana Roo que este año, según proyecciones del Consejo Nacional de Población (Conapo), sumará más de 32 mil personas entre nacionales y extranjeros. Fuente: Noticaribe

Observatorios: La política del búmeran o lo que dice Newton

en Noticias/Política/Reportajes

Por Pedro Canché

Primero acusó intervencionismo y resulta que quien intervino en la vida de un partido político ajeno al suyo, fue él. Y es que hoy se confirmó que Edgar Gasca Arceo, metió la mano hasta adentro del proceso de selección en el PAN estatal.
¿Quien lo descubrió? Nadie. Fue el mismo dirigente saliente, Juan Carlos Pallares quien exhibió a su aliado al declarar abiertamente que hace más de una semana se reunieron en las oficinas del Congreso del Estado para acordar la salida de Arcila.

Ya se hizo público en una declaración en medios. El mismo Pallares lo reconoció. “Sí, fui a la oficina de Gasca la semana pasada” dijo, hasta con cierta inocencia, seguramente obnubilado por su decisión. Y remató, ¿a qué fue?, pues a abordar la salida de Arcila. Como dicen los abogados: a confesión de parte, relevo de pruebas.

Será el próximo 10 de noviembre cuando la militancia panista salga a las urnas a elegir entre Faustino Uicab y Eduardo Pacho como dirigente estatal. Uno de ellos dos suplirá a Juan Carlos Pallares que antes de irse lanza un coletazo y entrega la cabeza de Eduardo Martínez en la oficina de Gasca, aquella oficina que está en proceso de impugnación por la diputada Reyna Durán.

En política nada es lo que parece y tampoco hay sorpresas, era de esperarse que Pallares buscara negociar espacios o algo más antes de irse. Su problema es que negoció con alguien que ha puesto en duda el cumplimiento de su palabra y a quien le quedan -en caso de que la justicia no sea pronta y expedita- 10 meses al frente de la Jugocopo, órgano de reciente creación en el Congreso.

Sin dudarlo, Gasca vio la oportunidad y mandó llamar a Pallares quien, presuroso, se apersonó en las oficinas de Gasca. Ahí unieron intereses. Y terminó por vender a quien le había prometido lealtad.

Decisiones así, tienen un punto de retorno, en otro momento, en otra circunstancia, en otra época, pero siempre regresan.

Eduardo Pacho podría estar contento, pues lograron un apoyo externo que creen fuerte, como puede ser el señalado diputado ex priísta y hoy Moreno, Edgar Gasca Arceo. Ese candidato reza por ganar y que el bumeran no lo alcance en el corto plazo. O como lo decretó Isaac Newton, eso que subió, en un momento va a bajar.

Serán los mil 784 militantes los que están llamados a las urnas para elegir a su dirigente y deberán decidir entre el candidato de Gasca o el de Arcila, Faustino Uicab, personaje que también suma apoyos, pero estos sí dentro del PAN. Lo harán con su credencial de elector y con su huella digital.

Mientras tanto, comentan que en el edificio de la explanada de la Bandera, en Chetumal, hay molestia por esta decisión de último momento en la dirigencia del partido y esperarán los resultados para cobrar la factura que está pendiente.

Y no es todo. Desde avenida Coyoacán, en la
Colonia Del Valle, en el centro del país, también se han enterado de este pacto y del regalo en charola de plata que le han llevado al escritorio de Gasca, sin embargo, esperarán a que transcurra el proceso interno con el fin de que salga limpio y en orden para, después, esperar el regreso del bumeran que ya tiene destinatario.

Un paraíso que calla: violencia contra la prensa en Quintana Roo

en Nacional/Noticias/Reportajes

Ciudad de México, a 24 de octubre de 2019.- Hoy en día, Quintana Roo es uno de los estados más violentos para ejercer el periodismo en México. Las agresiones han ido en aumento sin que las autoridades afronten el problema. Tan sólo durante el primer semestre de 2019 se han registrado 26 agresiones, el mismo número que el total del año anterior.

Quintana Roo es uno de los cinco estados más peligrosos para la prensa desde 2009, junto con Ciudad de México, Guerrero, Oaxaca y Veracruz. De ese año y hasta junio pasado, se han registrado 161 agresiones.

En 2017, aumentaron 500% respecto al año anterior[1], cuando se registraron 3. Desde entonces, han incrementado año con año. Al siguiente, en 2018, se pasó de 18 a 26 agresiones registradas, es decir un aumento del 44.4%. A diferencia de los anteriores, en ese mismo año se registraron 2 asesinatos. Los de los periodistas José Guadalupe Chan Dzib, el 29 de junio, en Felipe Carrillo Puerto, y Rubén Pat, el 24 de junio, en Playa del Carmen. Ambos trabajaban en el medio Semanario Playa News. Estos niveles de violencia no se han observado en ningún otro estado.

ARTICLE 19 advirtió sobre las consecuencias de esta violencia en 2014[2], durante el gobierno de Roberto Borge, cuando el clima ya era adverso para la prensa y señaló que, de no atenderse, se agudizaría. Las cifras confirman el cumplimiento de este augurio.

En junio, ARTICLE 19 realizó una misión a Quintana Roo, donde visitó los municipios de Solidaridad y Benito Juárez para entrevistar a periodistas sobre el contexto de violencia que enfrentan en esta entidad. Las personas entrevistadas afirmaron que las agresiones provienen de integrantes de la delincuencia organizada. De igual forma, aseguraron que tanto funcionarios públicos como empresarios también han pretendido censurarlos, oponiéndose a que publiquen sobre el incremento de la violencia ante el temor de que disminuya la afluencia turística.

Agresiones contra la prensa: entre el narco y el Estado

Para académicos como Erubiel Tirado, la reciente ola de violencia en la entidad comprende una dinámica cruenta de reacomodos y disputas entre organismos criminales en una región que conforma un enclave estratégico para la operación y control sobre el tráfico, venta y consumo de drogas[3].

En un reportaje publicado en Forbes, en marzo de 2019, se hace un recuento de las cifras de violencia en Quintana Roo de 2016 a 2018, revelando que en 2016 había una tasa de 12 homicidios por cada 100 mil habitantes, la cual aumentó un 118% en el 2017 y en 2018 un 113% con respecto al año anterior[4].

Forbes asegura que actualmente Quintana Roo se ubica 4 veces por arriba de la tasa de homicidios a nivel nacional y 10 veces por encima de la tasa mundial. La mayor parte de estos crímenes suceden en los municipios de Benito Juárez (Cancún), Tulum, Solidaridad, Puerto Morelos, Bacalar, Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres.[5]

Según testimonios, las agresiones hacia la prensa en Quintana Roo obedecen principalmente a dos fenómenos. En principio, las presiones a las que son sometidos periodistas por la delincuencia organizada se configuran en amenazas y extorsiones para obligarlos a publicar fotografías de “narcomantas” o de cuerpos expuestos en la vía pública como mensaje a sus contrincantes, a las autoridades o a la sociedad, además de obligarlos a borrar hechos noticiosos que consideran puedan afectar a sus intereses. Por otro lado, autoridades estatales y municipales presionan a la prensa para no publicar los índices de violencia en el estado, ni posibles actos de corrupción de funcionarios públicos.

Respecto a la violencia cometida por parte del “narco”, un periodista del municipio de Solidaridad, que pidió resguardar su nombre, comentó a ARTICLE 19 que frecuentemente recibe mensajes en su página de Facebook de personas que afirman pertenecen a cárteles que se encuentran en la zona. Bajo amenazas, le envían fotografías de “narcomantas” o de cuerpos desmembrados con mensajes dirigidos a sus enemigos. “Lo que hago es ignorar los mensajes y bloquear los perfiles. Sé que, si les publico algo, inmediatamente me señalan como su vocero”, refiere.

En entrevista con ARTICLE 19, Adriana Varillas, reportera del periódico El Universal y Sergio Caballero, subdirector del periódico Noticaribe, coinciden en que la intensidad de las agresiones contra la prensa, principalmente por parte de la delincuencia organizada, empezó a hacerse más visible a raíz de la entrada de la nueva administración estatal, encabezada por Carlos Joaquín González, y con el evidente reacomodo entre grupos de la delincuencia organizada que han operado de manera intermitente por el dominio de la zona.

Caballero afirma que con Roberto Borge “se empezaron a configurar agresiones contra la prensa en el espacio digital, orquestadas desde el mismo gobierno del estado, para restarle credibilidad a la labor de los periodistasvinculándola con actos de corrupción, además de asociarlos con las actividades ilícitas de la delincuencia organizada”. Actualmente, estas agresiones digitales continúan, pero ahora, según señala el periodista “la delincuencia organizada ha aprovechado estas mismas formas de agresión para presionar”.

Cabe recordar que, en 2014, ARTICLE 19 describió cómo el exgobernador mostraba intolerancia a la prensa y mediante el uso de recursos públicos atacaba por redes sociales[6] a medios de comunicación locales. Del periodo de su mandato no se olvidan los ataques contra la revista Luces del Siglo; contra Sergio Caballero, corresponsal de Proceso; contra el portal Noticaribe; así como la detención arbitraria de Pedro Canché y el hostigamiento contra la periodista Lydia Cacho.

En este contexto, las amenazas en línea se han convertido en una forma de agresión constante. Ejemplo de ello es lo sucedido entre marzo y mayo de este año, cuando Canché, quien dirige su portal informativo Pedro Canché Noticias, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, recibió mensajes amenazantes de alguien que afirmaba ser integrante del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG). En los primeros mensajes, esta persona le exigía al periodista remover contenido que había publicado en su página web y también lo coaccionaba para publicar notas sobre determinados homicidios que habían sucedido en el municipio.

Sin embargo, luego de que Canché ignorara los mensajes, llegaron otros de mayor calibre: “Quiero que saques una nota que diga que el muerto de la zona de cancun fue gent de lety de 40 (sic)”, “te voy a enseñar q a un parcero no se le evita perro t vamos a picar. (sic)” y, “ya sup q andas d sapo perro t voy a picar (sic)”. Estos fueron enviados el 30 de abril, 2 y 8 de mayo, respectivamente.

Además. recibió otros mensajes por parte de esa persona donde le pedía trabajar para él además de exigirle que no publicara nada relacionado con otro cartel que tiene presencia en la zona. También, el periodista relató haber recibido un comentario en Facebook donde una persona le amenaza con “cortarle la lengua”.

Por su parte, en el mes de mayo de 2019, el locutor de la radio Punto Sipse, Gonzalo Hermosillo, del municipio de Chetumal, recibió amenazas de muerte por medio de mensajes enviados a través de WhatsApp por parte de un hombre que afirmó ser integrante del CJNG. En ellos, le exigió adjudicar unos asesinatos al cartel enemigo y no relacionarlos con ellos. Incluso, le ofreció trabajar para ellos a cambio de dinero.

Afortunadamente, las amenazas en contra de Canché y Hermosillo no se han materializado. Sin embargo, lo mismo no sucedió con Francisco Romero, director del medio digital Ocurrió Aquí. ARTICLE 19 pudo comprobar que Romero recibió un mensaje privado en su cuenta personal de Facebook, del usuario “Dante Monterubio”, quien dijo que le haría daño a su familia si no publicaba información que favorecía al CJNG.

El 16 de mayo, sicarios dispararon al periodista a las afueras del estacionamiento del bar “La Gota”, matándolo a tan sólo tres cuadras de la base de la Policía Estatal del municipio de Solidaridad.

Antes de su asesinato, fue detenido arbitrariamente el 7 de marzo por elementos municipales de tránsito mientras cubría un accidente. En su momento, Romero aseguró a ARTICLE 19 que la detención fue ordenada por la presidenta municipal, Laura Beristáin, y un comandante de la policía municipal, conocido como “El Oso”, ya que luego de ser trasladado a las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública él le dijo: “¿Ya ves? Y eso que no te metimos una putiza. No nos debes echar mierda a mí ni a la jefa (sic)”.

Luego de permanecer detenido durante dos horas fue llevado con una funcionaria de la misma corporación, quien le dijo: “la licenciada Laura Beristáin te mandó a soltar. Pero que ya te calmes y te quedes tranquilo”. Estos hechos, al igual que la amenaza recibida en Facebook mencionada anteriormente tuvieron lugar semanas antes del homicidio.

Ocurrió Aquí fue fundado en 2018 por Romero, posterior a los asesinatos de sus colegas José Guadalupe Chan y Rubén Pat, del Semanario Playa News, del cual también había sido integrante. Además del asesinato de su director, otro integrante del medio fue blanco de agresiones.

En febrero, Ricardo Cáceres, fue agredido por policías municipales del municipio de Solidaridad, quienes trataron de impedir la transmisión en vivo de un accidente vial. “Ya estábamos fuera del acordonamiento cuando llegaron los elementos de la patrulla y me agredieron. Uno de los policías me jala e intenta quitarme el celular”, relató el periodista.

Además, ARTICLE 19 documentó actos tendientes a criminalizar a la prensa en la entidad. Estos han sido protagonizados por las mismas autoridades que en lugar de actuar para garantizar a libertad de expresión, señalan a periodistas como supuestos operadores de la delincuencia organizada.

Uno de ellos se registró el 24 de febrero, durante la Reunión Nacional sobre Turismo, celebrada en Chetumal, cuando Beristáin acusó públicamente a los medios de comunicación pertenecientes a las empresas Grupo Cantón y Grupo Quequi de ser “sicarios periodísticos”. Esto después de que estos medios evidenciaran la situación de violencia en el municipio de Solidaridad.

Los asesinatos a periodistas en Quintana Roo y la falta de respuesta del Estado

La violencia extrema en el estado ha dejado el saldo inaceptable de 3 periodistas asesinados en menos de dos años: Rubén Pat, José Guadalupe Chan y Franciso Romero. Estos hechos fueron consumados en circunstancias similares. Chan fue asesinado el 30 de junio de 2018 por impactos con arma de fuego en el bar “La Baticueva”, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto. El 24 de julio del mismo año, Pat también fue asesinado por impactos de bala afuera del bar “ARRE” en el municipio de Solidaridad. Y menos de un año después, sicaríos cegaron la vida de Romero exactamente bajo el mismo modus operandi.

Tanto Pat como Romero eran beneficarios del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación (Segob), institución que no cumplió con proteger sus vidas. A la fecha los tres homicidios continúan sin esclarecerse y con señales de permanecer en la impunidad.

Tres meses antes del asesinato de Chan, ARTICLE 19 presentó en esta entidad la Agenda Mínima en materia de libertad de expresión, cinco recomendaciones y una hoja de ruta para garantizar el ejercicio del periodismo dirigidas a Carlos Manuel Joaquín González, previo a su toma de protesta como gobernador electo. No obstante, ninguna de las recomendaciones y propuestas enviadas por esta organización hacia el actual gobierno fue atendidas de manera puntual.

Desafortunadamente, mientras el Estado no otorgue garantías para ejercer la libertad de expresión, este clima no podrá sino empeorar. Quintana Roo se convertirá en una zona silenciada para la libertad de expresión, perdiendo de forma paulatina y continua las voces que aún producen información local de interés público, a pesar de las presiones del crimen organizado y de los grupos políticos en pugna[7].

Parte de la responsabilidad de la descomposición de la situación de libertad de expresión en Quintana Roo recae necesariamente en el gobierno estatal. El gobernador Carlos Manuel Joaquín González generó grandes expectativas por ser la primera alternancia de la entidad. Sin embargo, deja hasta el momento un saldo rojo en materia de garantías al periodismo. Es su obligación actuar con urgencia para revertir esta tendencia en el tiempo que le queda.

Quintana Roo vive un contexto de amenazas múltiples y sistemáticas a periodistas por parte del crimen organizado que opera en la zona y cuyas facciones se mantienen una pugna por dominar el tráfico de drogas en la entidad. Para estas redes de crimen organizado mantener el control del discurso público y de la información vital, es un asunto estratégico para la consecución de sus fines delictivos.

Exigencias

Actualmente cientos de periodistas en Quintana Roo sufren las consecuencias de las pugnas entre grupos de la delincuencia organizada que busca utilizarlos como portavoces de la violencia hacia sus contrarios mientras que el Estado falla en proteger y otorgar las garantías necesarias para que las y los periodistas puedan desarrollar su trabajo.

Por esto, frente al deber de las autoridades para proteger a la prensa ARTICLE 19 realiza las siguientes exigencias:

1.- Al Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador a asumir públicamente el compromiso de frenar la violencia contra la prensa en Quintana Roo y a actuar con voluntad política de manera contundente para la consecución de tal fin.
2.- Al Gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González a condenar públicamente la violencia ejercida contra periodistas del Estado y a asumir públicamente el compromiso de frenar la violencia en la Entidad. Además, deberá construir protocolos de protección que regulen la actuación de autoridades con periodistas para el cumplimiento de los estándares de prevención, protección y procuración de justicia en crímenes contra la libertad de expresión.
3.- A los presidentes municipales y Ayuntamientos, a garantizar que las investigaciones administrativas sobre el uso desproporcional de la fuerza pública y sobre cualquier acto denunciado de forma administrativa como censura a los medios y periodistas avancen se dicten sanciones ejemplares.
4.- A la Fiscalía Especial para la Atención de delitos contra la Libertad de Expresión de la Fiscalía General de la República (FEADLE), atraer el caso de Francisco Romero, Rubén Pat y José Guadalupe Chan, para que, con base en la aplicación del Protocolo Homologado para la investigación de delitos cometidos contra la libertad de expresión, se sancione a los responsables.
5.- Al Fiscal General del Estatal de Quintana Roo, Óscar Montes de Oca a coadyuvar con la FEADLE de manera diligente con la investigación de los casos mencionados anteriormente.
6.- Al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, a realizar de manera urgente las gestiones necesarias de coordinación con el gobierno estatal, a fin de poner en marcha estrategias de protección y prevención integrales en el Estado. Así como medidas tendientes a salvaguardar la vida e integridad de las víctimas indirectas de los homicidios cometidos contra periodistas.
7.- A la Fiscalía Especial para la Atención de delitos contra la Libertad de Expresión de la Fiscalía General de la República (FEADLE), atraer el caso de Francisco Romero, para que, con base en la aplicación del Protocolo Homologado para la investigación de delitos cometidos contra la libertad de expresión, se sancione a los responsables.
8.- A la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se le solicita realizar un análisis de la violación sistemática de derechos Humanos en la entidad, y en su caso, emitir recomendaciones a las autoridades responsables por violaciones a los mismos, poniendo especial énfasis en la libertad de expresión.
Fuente: articulo19

“Estado confundido”

en Noticias/Opinión (Personaje)/Reportajes

Por Témoris Grecko

La situación está peor de lo que habíamos imaginado. Hay mucha crítica preocupada y legítima. También hay otra que no puede ocultar que le urge declarar el fracaso del nuevo gobierno, aunque eso sea el fracaso del país.

La decisión de liberar a Ovidio Guzmán será discutida por mucho tiempo. Pero AMLO tiene razón -no lamento disentir de tantos- al afirmar que la vida vale más que el arresto de ese maldito. Hubo 8 muertos, tenían a soldados en sus manos, amenazaron con matar civiles.

Todas esas vidas no se podrían recuperar. La captura de Ovidio, sí.

Se dice que quedó demostrada la debilidad del Estado. Yo no lo veo débil, tiene la fuerza para someterlos. Pero sí parece confundido, y eso angustia. Mucho.

Para los grupos criminales, quedó claro cómo se puede doblegar al Estado, al menos con un gobierno que pone por delante la vida de la gente.

Pero también al gabinete de seguridad -y en particular al presidente- les quedó claro que no pueden volver a hacer una estupidez -la de este operativo fue monumental-, y que el reto tiene dimensiones que exigen operaciones mucho más complejas que meterse a una casa a detener a un capo.

Estas respuestas masivas tienen que ser previstas, para contrarrestarlas. Quizás sería la oportunidad de dar respuestas igualmente masivas, deteniendo a los que salen a aterrorizar a la ciudadanía.

Todos sabemos que es gravísimo lo que pasó.

Pero también sabemos, al menos, que en el gobierno no hay calderoncitos urgidos de hacer la guerra sin cuartel, sean cuales sean sus consecuencias. No olvidemos que la tendencia de los homicidios iba a la baja y se invirtió en 2007 precisamente porque Calderón y Peña Nieto pusieron la violencia como recurso primario de intervención.

Esperemos -exijamos- que así como son humanos, AMLO y sus secretarios sean capaces de aprender de los errores. Y de reaccionar con inteligencia.

Pronto.

Ya.

‘Los Zetas’ creyeron que estaba muerta; ella hoy cuenta su pesadilla

en Reportajes

Por Melva Frutos

Todo comenzó en Nuevo Laredo, Tamaulipas, a finales de 2011. Norma no olvida la fecha. Y con los detalles le escurren las lágrimas.

Cuando Norma Mendoza López fue detenida y trasladada al penal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, pensó positivamente: todo saldrá bien, las cosas se aclararán y no tardará en salir libre. Pero no. Todo se convirtió en una pesadilla extendida. Y duele. Los recuerdos duelen.

Dentro de la camioneta que recorría las calles de Nuevo Laredo, el militar que iba junto a ella le ordenó que se agachara; justificó que le podrían dar un balazo si se enteraban Los Zetas de su traslado. Ella sólo se recargó en la puerta. Molesto, el militar le ordenó que se acostara boca abajo, ella cree que para poder verle las nalgas.

Al llegar a la zona de ingreso del penal, seguía confiando en que todo se trataba de un mal entendido. Pensó que sería liberada inmediatamente.

Pasaron los minutos. La ansiada liberación no llegaba. Sentada sobre una camilla del área de enfermería, no pudo contener las lágrimas que le brotaban y se escurrían por sus mejillas.

Cuando esperaba que el médico terminara de revisar a sus amigos, escuchó una voz tras una puerta: “Ya llegaron unos nuevos”. Entonces comenzó a llenarse el espacio y al poco tiempo ya había más de diez personas en la habitación.

Los recuerdos de Norma siguen brotando: “Llegó con ellos una que le dicen Mireya ‘Tongolele’. Nunca se me va a olvidar, porque me agarró de los pelos y me llevó a donde estaba el consultorio del doctor y me empezó a cachetear y me dijo ‘eres de Reynosa, eres una mugrosa’. Yo estaba espantada”.

Sobre su cabeza sintió la pesada mano de un hombre al que describe como alto y gordo, con toda la dentadura cubierta con… ¿oro?.

Él la tomó del pelo y la sacó a un corredor donde hay una malla ciclónica que dirige a la zona de carpintería.

La cara de Norma fue oprimida a la protección metálica durante todo el trayecto en el lugar donde durante los siguientes ocho días, sería lo más parecido a una sala de tortura.

En ese lugar ya estaba Manuel. Alrededor de siete internos lo golpeaban hasta el cansancio.

A sus 32 años, Norma, de piel aperlada y ojos color café, conserva un aire jovial. Ya pasaron siete años de su “pesadilla”, pero sigue esperando justicia por todo lo que vivió a manos de miembros del crimen organizado, en complicidad con las propias autoridades estatales y federales.

Y, pese a todo, parece no haber perdido el júbilo con el que vivía en 2011, cuando conoció a Manuel en Reynosa.

Él la invitó a pasar dos días con él en Nuevo Laredo. Aunque su madre le pidió que no fuera, ella creyó que le venía bien divertirse un poco.

En 2011, Norma trabajaba toda la semana como secretaria en un despacho de abogados y después de que su marido la dejó -tras nueve años de matrimonio y con cuatro hijos pequeños que mantener-, quería una nueva oportunidad en el amor. Le hizo caso a su pretendiente pese a los consejos de su madre.

Se hospedó con Manuel en un hotel y cuando pasó junto a la alberca, un grupo de hombres le gritaron que se bañara con ellos. Los ignoró y siguió su camino hacia una tienda Walmart.

Regresó un par de horas después, pero en la habitación no sólo la esperaban Manuel y su amigo Ricardo: también había cuatro hombres vestidos de militares.

“Ya tenía mis credenciales y tarjetas del banco. Me dicen ‘ya la estábamos esperando’”.

“Me senté, estuve como media hora. Llegaron dos más vestidos de civil con pantalón azul, suéter negro y encapuchados; con computadoras. Me empezaron a hacer preguntas y yo contestaba”.

Uno le soltó a otro: “ella está limpia”. Pero los elementos militares se llevaron a los tres.

Los había conocido apenas un mes atrás y ese sábado, 12 de noviembre 2011, quedó grabado en su mente hasta ahora.

En la Séptima Agencia del Ministerio Público estuvieron detenidos por dos días.

Ahí reconoció a uno de los mandos como parte del grupo de hombres que la invitaron a “convivir” con ellos en la alberca, cuando le dijo que si se iba con él quince días, la dejaba libre.

Brotan más recuerdos:

-Yo no tengo por qué irme con usted, si yo no he hecho nada. Yo de aquí salgo porque no hice nada. No tiene por qué detenerme si no trae ninguna orden de aprehensión y me están sacando de un hotel-, puntualizó ella.
-Pues entonces aquí te vas a quedar detenida por apretada. Ayer que pasaste por la alberca te estuvimos hablando y no nos hiciste caso.

En su declaración frente a su abogado de oficio, no pusieron nada de lo que Norma dijo. Al contrario, querían que firmara que ella había declarado que fue detenida como halcona -un término usado en México para los que hacen el ‘trabajo’ de vigilantes del narco- y porque supuestamente portaba aparatos de comunicación, así como 3 mil 200 de pesos. Norma se negó a firmar rotundamente.

“Ésta te salió fierita”, comentó la que redactaba en el MP al abogado, quien estaba parado frente a ella sin decir nada.

“Le dije ‘¿y usted quién es?’, y ella dijo: ‘es tú abogado’, no pues le dije que él estaba ahí para defenderme, no para acusarme, y si va a estar así, mejor ni hable”.

En el expediente 178-2011 de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Tamaulipas se describe a la Secretaría de la Defensa Nacional como el denunciante, por el delito de “atentados contra la seguridad de la comunidad. Probable Responsable (s): Juan Manuel Ibarra y Otros”.

A Norma no la dejaron hacer llamadas y le advirtieron que no tenía derecho a nada.

El lunes 14 de noviembre por la mañana le dijeron que ya ‘se iba’. Y ella pensó que se referían a que por fin podría volver a casa.

Pero le pusieron de nuevo las esposas, la subieron a una camioneta custodiada por militares y la llevaron al Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes).

Cuando era golpeado por los internos, miembros de Los Zetas, en el taller de carpintería, Manuel trataba de desligarla de todo.

Les decía que ella no tenía nada que ver, que era inocente. Incluso, la insultaba, para que sus verdugos no creyeran que era una persona importante para él y la dejaran al margen de la situación.

Al ver la tortura a la que lo sometían, Norma cayó en cuenta que a su entonces pretendiente lo acusaban de pertenecer al Cártel del Golfo.

“A mí me temblaban las piernas y cuando preguntaron quién era yo, Manuel empezó a decir cosas feas mías, dijo: ‘esa es una que nos trajimos de Reynosa, es una cualquiera, pero ella no tiene nada que ver en esto, déjenla’”.

Norma traga saliva con los recuerdos que siguen fluyendo. Contiene las lágrimas y se le quiebra la voz al ver a su madre escuchándola.

“Tú deberías de salirte de aquí”, le recomienda durante la entrevista con esta reportera. Era de uno de esos consejos de hija a madre, en busca de que ésta no tenga un mayor sufrimiento. Porque la herida no sana. Y duele. Hasta el recuerdo duele.

La madre de Norma ha sido fuerte desde el primer día en que no supo dónde estaba su hija; sin embargo no conocía ciertos detalles del suceso.

Norma había preferido mantenerla al margen de los detalles crueles.

Pero los recuerdos siguen fluyendo:

Dos sujetos la tomaron de los hombros. Uno de cada uno. Le bajaron los pantalones, la ropa interior y otro le propinó los primeros quince tablazos en las nalgas, piernas y espalda.

Pese al dolor y el miedo, ella seguía de pie.

“Me decía el muchacho, ‘tírate al piso’. Yo no me tiraba, le dije: ‘¿para qué, para que me levantes de otro golpe?’”.

Querían que confesara ser parte del Cártel del Golfo. Fueron turnos de 15 tablazos durante horas. Horas, no minutos. Cuando al fin soltaron la tabla, se dedicaron a abusar sexualmente de ella. El final de la tortura y el abuso lo recuerda ya de madrugada. Cree que eran las 2 o 3 de la mañana del día siguiente.

“Hay algo que recuerdo bien. Cuando estaba parada y ya traía el pelo suelto, estaba con la cabeza agachada, eso fue ya en la noche, yo creo que ya estaban pensando en violarme y le dice uno al otro ‘dile que te la chupe güey’.

“El muchacho estaba sentado y nomás me le quedé viendo, bien enojada, y le dijo ‘no, ya viste cómo me está viendo. Si se la meto me la arranca’. Yo no le quitaba la mirada de encima”.

Ya de madrugada fueron dos mujeres por ella. Eran Rubí y Damaris, quienes decían ser las “encargadas” del área femenil.

Para entonces, Norma sangraba de los glúteos, la espalda y las piernas, pero ellas no se compadecieron y la seguían golpeando. La desnudaron y le robaron su ropa. Y la aventaron en una celda inmunda, donde la llegaban a alarmar después con los típicos baldes de agua fría.

Recuerda que le arrancaron las uñas y le quemaron el cuerpo con cigarros. No podía caminar, y a rastras la hacían que fuera a limpiarles su celda.

“Tenía como cinco días sin comer y me preguntaron que si tenía hambre y para mi mala suerte iba pasando una cucaracha. Me hicieron que la masticara, se me salían las lágrimas del coraje”.

Una noche se la llevaron a un salón donde tenían computadoras; ahí estaba Manuel, aún más herido que ella.

Le mostraron fotos de rostros de hombres. Le preguntaron si los conocía, ella lo negó, entonces le apuntaron con un arma, cortaron cartucho.

Entonces pensó que estaba viviendo su último minuto de vida. Pero no lo fue.

“Pensé ‘Dios cuida a mis hijos’”, dice ahora entre lágrimas.

En aquel momento a través de radios avisaron de la entrada de los “negros” (policías estatales). Y la devolvieron a su celda para continuar el martirio al que las reclusas la sometían diariamente.

*****

El 21 de noviembre de 2011, una convicta alta y corpulenta la levantó del catre en el que yacía, la tiró al piso y agarrándose de dos barrotes, tomó vuelo hacia arriba y se dejó caer sobre su frágil cuerpo.

Fueron diez veces las que cayó encima de su estómago, hasta que se rindió y la dejó mal herida. Los siguientes minutos Norma vomitó sangre hasta que llegó una custodia a ver si estaba viva.

Después de perder el conocimiento, despertó cinco días después en la Clínica La Fe, de Nuevo Laredo.

La información médica es contundente: le quitaron una cuarta parte del hígado, le extirparon la vesícula, la atendieron de múltiples fracturas, incluyendo de costillas; tenía hemorragia interna e inflamación cerebral.

Tiempo después se enteró de la gravedad: la habían dado por muerta desde que la sacaron del penal.

Dos celadores la llevaban a la morgue. En el traslado uno de ellos escuchó un leve quejido y le dijo al otro: “Ésta no va muerta”.

En la clínica La Fe los médicos trabajaron durante horas con un solo fin: salvarle la vida a Norma.

El 4 de diciembre de 2011, fue sometida a una cirugía en la que le retiraron la piel muerta que tenía en la espalda, glúteos y piernas.

Desde entonces ha sido intervenida 14 veces, dos con tratamientos de células madre y algunas cirugías plásticas para la reconstrucción de su cuerpo.

Su familia se enteró que la habían arrestado porque llamaron a su padre para informarle, cuando ya había pasado más una semana.

Su madre y su hermana vivieron un viacrucis tratando de ubicarla en el penal y en los hospitales, hasta que después de quince días, por fin los directivos admitieron que estaba internada.

Por orden de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se inició el trámite para que le fuera declarado el Protocolo de Estambul.

Dicho sistema es una guía que contiene las líneas básicas, con estándares internacionales en derechos humanos, para la valoración médica y psicológica de una persona que se presuma o haya sido víctima de tortura o algún mal trato.

Para ser declarado, Norma fue sometida a una minuciosa valoración médica y psicológica, durante seis horas diarias en un lapso de ocho días.

“El psicólogo me pidió que le contara todo. Me agarré llorando. Recuero que cerré los ojos y le dije todo. Para cuando terminé de contar y abrí los ojos, estaba en el rincón del cuarto tirada en posición fetal y él sentado a un lado mío. Me levantó y me dio un abrazo fuerte. Me dijo: no necesito ver más”.

Semanas después fue certificada como la primera mujer mexicana viva y torturada en 2011, a quien se le entregó el Protocolo de Estambul.

El 14 de enero de 2015, luego de más de tres años de la querella legal, fue absuelta y puesta en libertad.

Hoy está de nuevo junto con sus hijos y sus padres. Y encontró una nueva oportunidad en el amor.

Aunque aún necesita más intervenciones quirúrgicas -que podrían ocupar todo su tiempo y mente-, Norma no deja de buscar la justicia. Por ahora tiene planeado demandar a la Sedena.

Manuel murió en el penal de Nuevo Laredo, oficialmente de un “paro cardiaco”. Ricardo aún está recluido pero se desconoce en qué condiciones(Web).

Cancún sobrevivirá a la 4 Transformación

en Noticias/Reportajes/Sociedad

Cancún.- Golpeado por la 4 Transformación, Cancún sobrevive y crece en el tema del turismo. Sigue siendo el Rey, pues.

Quintana Roo se ha fortalecido y solo.

Además de las políticas de Andrés Manuel López Obrador que la relegan de la promoción federal, Cancún enfrenta solo a sus competidores como la República Dominicana con Punta Cana.

Sin embargo, frente a toda esa competencia y obstáculos de la federación, que ha desaparecido los organismos de promoción, el gobierno de Quintana Roo ha realizado 206 campañas de promoción del mercado internacional y 116 campañas para el turismo nacional.

Entonces se ha mantenido como el principal destino de América Latina, ha superado en 265% la meta de creación de empleos formales y se ha consolidado en el tercer lugar a nivel nacional y primero del Caribe en Inversión Extranjera Directa (IED).

Por ejemplo, de enero a junio de este año la IED creció casi 35% en el estado, según cifras del Instituto para el Financiamiento y Desarrollo (Idefin).

La captación hasta mitad del año fue de 309.3 millones de dólares, la más alta en los últimos 12 años y casi 35% superior a los 205 millones captados en el mismo periodo de 2018.

Entre 2019 y 2021 Quintana Roo recibirá más de dos mil millones de dólares de Inversión Extranjera directa ubicándose, gracias a la confianza de los inversores, en el tercer lugar a nivel nacional y primero en inversión inmobiliaria del Caribe, con el desarrollo de proyectos que contemplan mega-resorts, tiempos compartidos, casas vacacionales, centros comerciales y hospitales de última generación, tanto en el norte como en el sur de la entidad.

Las campañas de promoción del destino han sido una parte fundamental no sólo para seguir atrayendo visitantes sino también inversionistas extranjeros.

Desde 2016, según datos del Consejo de Promoción Turística, se han desarrollado 116 campañas para el mercado nacional y 206 para el internacional, enfocadas principalmente a los mercados de origen como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, España, Brasil, Colombia y Argentina, además de diversificarlas en mercados como Australia y Corea.

Con estas acciones Quintana Roo ha mantenido su liderazgo en América Latina, recibiendo en el mismo periodo de tres años más de 58 millones de visitantes y una derrama económica de casi 40 mil millones de dólares que representa más del 40% de todas las divisas por turismo que entran al país.

Así mismo Quintana Roo ha logrado mantener su primer lugar a nivel nacional y regional en el arribo de cruceros. En los últimos tres años alcanzó la cifra récord de 18 y medio millones de pasajeros que arribaron a Cozumel en más de 4 mil 600 barcos, mientras los visitantes de cruceros en Mahahual se incrementaron 80% para convertirlo en el segundo puerto de México.

Como resultado además de las acciones para diversificar los productos turísticos, el número de pasajeros en el aeropuerto de Chetumal se incrementó 79%, el mayor índice de crecimiento a nivel estatal, mientras el número de cuartos hoteleros construidos en Bacalar se ha duplicado y la entrada de visitantes a las zonas arqueológicas del sur aumentó 81%.
Así, mientras el crecimiento de la economía nacional disminuyó 0.2%, Quintana Roo sigue creciendo tres veces más que la media nacional y superó en 265% la meta de creación de empleos formales como resultado de una buena gestión económica.

Así que pese al abandono y desprecio de Andrés Manuel López Obrador, Quintana Roo busca dar de comer a sus hijos…

Lo que se sabe de los crimínales de la balacera

en Noticias/Reportajes/Sociedad

De la Redacción.

Relacionados con la ejecución del inspector José Antonio Archi Yamá, así son señalados los dos detenidos en la Supermanzana 50 la noche del jueves.
En la vivienda que era usada como casa de seguridad por el grupo delictivo al que pertenecen los dos detenidos, se aseguraron tres armas largas, más de 200 cartuchos, ropa táctica y hasta un machete, además de un taxi y dos vehículos particulares.

Aunque no se ha dado a conocer la identidad de los dos detenidos, uno de ellos identificado como Henry A. D., quien tuvo que ser atendido en el Hospital General al resultar con lesiones de bala, aunque fue dado de alta momentos después y junto con el otro detenido; permanece a disposición de la autoridad ministerial.
La vivienda permanece custodiada por elementos de la Policía Municipal, aunque no ha sido asegurada por la Fiscalía General del Estado (FGE).
Ni la Fiscalía General del Estado, ni la Secretaría de Seguridad Pública de Quintana Roo, dieron a conocer, de manera oficial, detalles sobre el enfrentamiento entre policías estatales y delincuentes en la Supermanzana 50, lo que derivó en la detención de dos sujetos y dejó a una policía estatal lesionada; aunque no de gravedad.
Sin embargo, ayer surgieron de manera extraoficial datos sobre el aseguramiento que se hizo en una vivienda marcada con el número 265, sobre la calle Chilam Balam en la Supermanzana 50, manzana 11.

A las 23:00 horas del jueves, inició el procesamiento del lugar de los hechos, por parte de elementos de la Policía Ministerial y peritos criminalistas, de la Fiscalía General del Estado.
Sobre la calle Pihuamo, los peritos localizaron y aseguraron, siete casquillos percutidos de arma larga y cinco casquillos de arma corta, calibre 9 milímetros.
Un domicilio y un vehículo de la misma calle, presentaban impactos de bala, producto del enfrentamiento entre policías y delincuentes, que según testigos, eran siete aunque sólo se logró la detención de dos.

Cuando los peritos ingresaron al domicilio marcado con el número 265, el cual era usado como casa de seguridad, encontraron un vehículo en el garaje de color rojo.
Encontraron además, diversas prendas de vestir de color negro, y equipo táctico, aunque no se reveló si tenían alguna insignia policial.
También encontraron dos fusiles AR-15 y un fusil AK-47, mejor conocido como “cuerno de chivo”.
Se aseguraron además, ocho cargadores, 267 cartuchos útiles de diferentes calibres, tres casquillos percutidos calibre 7.62 milímetros, de fusil AK-47 mejor conocido como “cuerno de chivo”; dos casquillos percutidos calibre 9 milímetros y seis casquillos percutidos de fusil AR-15.

Además, se encontró un machete y tres fotografías y licencia para conducir, a nombre de Juan Carlos Rodríguez Avila.
También fueron asegurados dos vehículos más, uno tipo Atos de color blanco habilitado como taxi, del sindicato de taxistas Andrés Quintana Roo, con número económico 2032 y placas de circulación 9836-TRV y un automóvil tipo Matiz de color blanco; con placas de circulación UUY-873-D del estado de Quintana Roo.
El domicilio fue asegurado, aunque no se colocaron sellos de la Fiscalía General del Estado (FGE), y es custodiado por elementos de la Policía Municipal.
Uno de los detenidos identificado como Henry A. D. de 28 años de edad, tuvo que ser trasladado al Hospital General, al presentar una herida de bala en el cuero cabelludo y otra en el pie derecho; aunque fue dado de alta durante la madrugada.

De manera extraoficial, trascendió también que dichos sujetos, podrían estar relacionados con el asesinato del inspector de la Policía Estatal José Antonio Archi Yamá.
Los elementos policiales que participaron en el operativo y que se enfrentaron a los delincuentes, se sorprendieron ayer, cuando a nivel nacional se dijo que los detenidos estarían relacionados con la ejecución del inspector de la Policía Estatal; aunque hasta ahora, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha emitido información alguna al respecto.
Ambos detenidos permanecen en los separos de la Policía Ministerial, en espera de que se resuelva su situación jurídica.
Fuente: PorEsto

Observatorio: Hermelinda le aprieta las tuercas a Autotab por filtración de la factura del Mercedes Benz

en Noticias/Reportajes/Sociedad

¿Quien fue el empleado héroe que balconeó a Mara Lezama y su esposo por la compra de un Mercedes Benz? Por lo pronto la empresa busca congraciarme con Hermelinda y denuncia a quien resulte responsable por el “robo” de la factura del auto de lujo de la “pobre familia”, aunque en realidad fue una filtración de los excesos y privilegios de los morenistas.

Observatorio: Cae Gustavo “Barbie” Miranda

en Política/Reportajes

Por Pedro Canché

El diputado verde aliado de Morena, Gustavo “barbie” Miranda, también alias “biberón” ha caído muy gacho.

De ser presidente de la Mesa directiva del Congreso y propuesto presidente en la Comisión de Seguridad Pública ahora le dieron la comisión de Asuntos Fronterizos, una comisión según el “sin importancia y de castigo” , según le dijo a la periodista María Cristina de la Cruz.

Ahora todas sus ínfulas y ganas de pelear lo hará con los campechanos y yucatecos para reclamar el territorio federal en pugna.

Tendrá que ir a manotear ahí y dar golpes en la mesa para defender los límites.

Ante esta “humillación” considera renunciar a la mesa Directiva y dejárselo a su compañera de bancada Tyara Scheleske de Ariño,con lo que la mesa directiva estaría conformada por puras mujeres, lo cual sería por vez primera en el Congreso de QRoo.

1 2 3 23
Ir Arriba