AMLO llama a invertir en Tren Maya

en Nacional/Noticias/Sociedad

Con un llamado a los empresarios para que inviertan en la construcción del Tren Maya, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso en marcha el arranque de esta obra en terrenos del antiguo aeropuerto de esta ciudad, que será la nueva plaza cívica de Palenque, donde se ubicará la nueva estación, con el nombre de la ciudad.

Después de que representantes de 12 comunidades mayas realizaron el Ritual de los pueblos originarios a la Madre Tierra para anuencia del Tren Maya, que inicia con el arranque la rehabilitación de las vías férreas existentes, el titular de Ejecutivo federal anunció que la mayor parte de la inversión provendrá del sector privado, a quienes el gobierno entregará una subvención por kilómetro de construcción de línea férrea. Se licitarán tramos de construcción de 15 mil a 18 mil millones de pesos. La primera convocatoria se lanzará en dos meses para los primeros cuatro.

Las empresas “van a contar con un estímulo, una subvención por parte del gobierno; por cada kilómetro que se construya, una subvención del gobierno. Así nos va a alcanzar”, sostuvo, al reconocer que son insuficientes los seis mil millones de pesos que contempla el Presupuesto de Egresos de la Federación, enviado ayer al Congreso, para iniciar la construcción del Tren, que tendrá mil 500 kilómetros de vía, y el cual está previsto para cuatro años. “Me canso ganso”, dijo.

El Presidente dijo que se requiere una mezcla de inversión pública con recursos privados. “Necesitamos inversión privada, y aprovecho para convocar a empresarios a que participen en esta obra. Estamos pensando, precisó, si se hacen cargo de un tramo, de 15 a 18 mil millones de pesos, por licitación.

El cálculo para las vías férreas es, por kilómetro, entre 50 y 60 millones de pesos, más derecho de vía.

López Obrador afirmó que a los empresarios “les vamos a garantizar el derecho de vía, que ya se tiene”.

Especificó que las subvenciones se darán si hay calidad, por parte de la iniciativa privada, para que puedan desplazarse los trenes a una velocidad de 160 kilómetros por hora, y para trenes de carga.

Pero también tendrá como requisito “que el pasaje para los habitantes de toda la región sea barato, que pueda cobrarse el precio comercial en el turismo y la carga, pero precio bajo para que se pueda desplazar la gente (local), sin tener que pagar tanto”.

El Presidente aseguró que habrá concesiones para tres tipos de trenes: tren de carga, turístico y de pasajero para los pueblos.

Adelantó que ya pidió al director de Fonatur, Rogelio Jiménez Pons, que concluya el proyecto técnico para que a más tardar en dos meses “estemos lanzando la licitación para los cuatro primeros tramos; tiene que ver con derecho de vía, que ya se tiene”.

El titular del Ejecutivo federal informó que los gobiernos locales manejarán las estaciones, que pronunció en su discurso de memoria.

“Por ejemplo, sostuvo, para que aquí se hagan edificios públicos, que pueden ser autofinanciables, y participen también los dueños de la tierra”.

El Presidente garantizó desarrollo urbano en todas la zonas donde estarán las estaciones del tren, para “evitar la anarquía”, y que se llevará a cabo con mucha arquitectura, planeación y sistemas hidráulicos, como hicieron su tiempo los mayas.

Además, de que garantizó respeto al medio ambiente, pues no se talará ningún árbol, porque ya se puso en marcha el programa de reforestación de un millón hectáreas de árboles frutales y maderables en el sureste y en especial mencionó la zona de la Lacandona.

En el ritual de los pueblos indígenas, los representantes de las etnias mayas ofrecieron a la Madre Tierra dos dos pollos -depositados en hojas de plátano-, tortillas, aguardiente, caldo y pozol. Todo quedó sepultado en el sitio donde se colocará la primera piedra que dará inicio a la construcción del Tren Maya.
Fuente: LaJornadaMaya

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Nacional

Ir Arriba