Tihosuco, Monumento Histórico de México

en Cultura/Noticias/Sociedad

El gobierno federal hizo la declaratoria oficial mediante decreto que a partir de este día Zona de monumentos históricos en la localidad de Tihosuco, municipio de Felipe Carrillo Puerto, que comprende un área de 0.331 kilómetros cuadrados, de acuerdo al Instituto Nacional de Antropología e Historia, de acuerdo a la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.
Por significar un patrimonio cultural en donde se da cuenta de la mezcla de dos civilizaciones – la Maya y la Española, y cuyos 31 vestigios de acuerdo a igual número de monumentos históricos construidos durante los siglos XVI al XIX, destinados a templos y centros ceremoniales.
Los 31 inmuebles del patrimonio cultural de Tohosuco que la comprenden, están ya integrados en el Registro Público de Monumentos y Zonas Arqueológicos e Históricos, dependiente del Instituto Nacional de Antropología e Historia, así como en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio de la entidad.
Las razones para ser declarado Tihosuco, Monumento Histórico es que durante la época prehispánica los Mayas, siendo la capital del cacicazgo de Cochuah, uno de los cuatro en los que estaba dividido el mundo maya a la llegada de los españoles.

Tihosuco significa “cinco parcialidades” que alude a una división en barrios o kuchteel del asentamiento prehispánico;
En 1544, Francisco de Montejo (el Sobrino) conquistó la región de Cochuah; con lo cual Tihosuco pasó a formar parte del sistema de encomiendas, dando tributo y servicio a los españoles, bajo la jurisdicción de la alcaldía mayor de Valladolid, por lo que la religión católica llega con los franciscanos en 1579 y lo eligieron centro parroquial de enseñanza religiosa, en una iglesia construida por los indios, labrada de cal y canto.
Por su ubicación Tihosuco tuvo su bonanza regional y su posición geográfica estratégica entre Valladolid y el puerto de Bacalar y fue blanco del ataque de piratas y filibusteros, ya que su comercio se basaba en el intercambio de caña de azúcar, achiote, café, algodón y ganado y el cultivo del henequén, planta propia y natural de la región.

Debido a su auge económico en 1840 contaba con seis haciendas henequeneras constituidas por grandes extensiones de tierra cultivada con fines comerciales y cuya administración estaba detentada por los ricos hacendados y para el siglo XIX el poblado era un importante centro comercial junto con Peto, Tekax, Tizimin y Bacalar.
En la historia de Tihosuco en 1849 fue sitiado por los rebeldes liderados por Jacinto Pat, librándose una gran pelea ganada por los criollos. Esta derrota y el asesinato de Cecilio Chi, desalentó a los mayas, quienes huyeron a la selva por un tiempo prolongado y después de la Guerra de Castas, no era más que un montón de ruinas abandonadas; sobre todo el templo del Santo Niño Jesús, que tenía la portada y el altar destruidos.

Fue repoblado a finales de 1928 con mayas procedentes de los pueblos vecinos, principalmente de Valladolid, que ocuparon la zona norte, rescatando la iglesia y las casonas españolas. En 1935, el primer gobernador del recién creado estado de Quintana Roo, Rafael E. Melgar, elevó a la categoría de pueblo las comunidades de Pucté, Sabán, Petcacab, Xhazil, Tusik, Tihosuco, Ichmul, Pedro A. Santos, Xyatil, Filomeno Mata, Poliká, Chacchoben, Álvaro Obregón, Leona Vicario y Nohbec.
Fue el propio presidente Andrés Manuel López Obrador que en su campaña presidencial prometió agilizar los trámites para declarar a Tihosuco Monumento Histórico y por tanto patrimonio cultural de los mexicanos, a través del decreto que se publicó en el Diario Oficial de la Federación.

Según el decreto al ser Monumento Histórico los gastos que se generen se ejecutarán con cargo al presupuesto autorizado para la Secretaría de Cultura y, en caso de que se generen erogaciones adicionales, deberán cubrirse con el respectivo presupuesto aprobado al Instituto Nacional de Antropología e Historia, asimismo se exhortará al gobierno del estado de Quintana Roo y a la autoridad municipal para la celebración de un acuerdo de coordinación, en el marco de la Ley General de Cultura y Derechos Culturales, Ley de Planeación y de las leyes estatales, con el objeto de establecer las bases conforme a las cuales llevarán a cabo acciones de manera conjunta tendientes para la preservación de la zona de monumentos históricos y su entorno, así como para la planeación de su infraestructura y equipamiento urbano.

El decreto establece que toda obra que se realice en la zona de monumentos históricos en la localidad de Tihosuco, municipio de Felipe Carrillo Puerto, incluyendo la colocación de anuncios, avisos, carteles, templetes, instalaciones diversas o cualesquiera otras, estarán sujetas a lo establecido en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, únicamente podrán realizarse previa autorización del Instituto Nacional de Antropología e Historia.
El Instituto Nacional de Antropología e Historia dará a conocer información relevante sobre la zona de monumentos históricos materia de este Decreto, con el fin de promover y difundir su protección y conservación, y proporcionará asesoría en la conservación y restauración de los monumentos.
Aunque el decreto fue firmado en la Residencia del Poder Ejecutivo Federal, en la Ciudad de México a 8 de marzo de 2019, por el presidente Andrés Manuel López Obrador, entró en vigor este 13 de marzo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Mas recientes de Cultura

Ir Arriba