Gustavo Salas Salgado, al fiscal interino «le sale cola que le pisen»

en Política/Reportajes

Denuncian ante la representación del poder legislativo en la zona norte que el abogado Gustavo Salas Salgado, quien es actualmente el fiscal interino del estado, incurre en un conflicto de intereses como funcionario, pues el despacho que encabeza participó en la presunta falsificación de firmas para adueñarse del hotel Secret Silversands Riviera Maya.
Quien acudió a la representación a denunciar fue el empresario hotelero, Benjamín José Navarro Aspero, que en entrevista relató el conflicto.
«El motivo es muy sencillo: le pido a la Gran Comisión que citen al fiscal general para que precise y fundamente actos específicos que establecen un conflicto de interés como fiscal y su despacho, por cuanto defienden los intereses económicos y jurídicos de la familia Nicolau y como fiscal ha venido actos que sustentan la presunción de tal conflicto».
Esto, dice, conlleva una demanda contra el Gobierno del Estado y contra la Fiscalía.

«En todos los casos hemos ganado en todas las carpetas de investigación; ha obstaculizado toda su gente las investigaciones; incluso, el juez de distrito ya falló a nuestro favor», sentenció.
Ya con el juez de control, revocaron los no ejercicios de la acción penal que habían dictaminado.
«Él es abogado mío y abogado de los Nicolau; tiene un cínico total de intereses y tenemos todas las pruebas que se encuentran en el expediente en poder suyo; ha estado juntando todas las carpetas en mi contra; jaló una de Cozumel y de Puerro Morelos; tenemos las pruebas dolosas», reiteró.
Afirma que tienen todo lo que el Congreso requiera para exhibir el proceder del ahora fiscal.

«El conflicto es por unas actas de asambleas falsas que no ha querido investigar la Fiscalía, donde dicen que yo estuve junto con mi ex esposa firmando, y resulta que estuve firmando en España, en Tampico y en Cancún al mismo tiempo; yo no sé teletransportarme aún, no han querido ni entrar al tema; es un delito grave; el Ministerio Público lo validó, aunque no tiene facultad para validar asambleas».

La disputa reafirma, es por un hotel ubicado en Puerro Morelos.
«Se demuestra con apoyo de Migración, que incluso la familia que compró nunca entró a Quintana Roo en ese año, por lo que es imposible que haya comparecido; adicionalmente yo venía volando, Aeroméxico, ya lo notificó”, aseveró.

Incluso dice, su ex esposa estaba en la Ciudad de México en un hospital con uno de sus hijos, por lo que tampoco pudo acudir.
«Es una verdadera falsedad, actúa de manera dolosa; el fiscal debe renunciar; además ya lo hice llegar a la dirección nacional de Morena, y lo haré llegar al Congreso de la Unión y del Congreso del Estado; como mexicanos no nos podemos dejar» concluyó.

Señala quedar a las órdenes de quien lo requiera, al igual que su abogado, Alberto Bermejo. Y que aparte de todo, el fiscal se ha negado a aplicar las órdenes de aprehensión contra esta familia, qué está prófuga, así como sus fichas rojas.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Política

Ir Arriba