Sociedad civil condena actuar de un juez de control al dejar en libertad a siete presuntos narcomenudistas

en Noticias/Sociedad

Cancún.- El pasado 26 de abril elementos policiales dieron un duro golpe al narcomenudeo con la detención de 7 personas identificadas como Geovanni, Abraham, Brayan, Leyt, Rodrigo, Mayra y Lizbeth, de las cuales tres son originarias de Quintana Roo, una de Yucatán, otra más de Veracruz, una de Campeche y una de Argentina, sobre la Calle 19 sur con Avenida 150, de la Colonia Bellavista, cuando viajaban en dos vehículos y una motocicleta con posesión de 474 bolsas con droga, un paquete envuelto y 2 mil 660 pesos. Sin embargo, esta situación se revirtió ya que el juez encargado de juzgar a los presuntos delincuentes los dejó en libertad de forma casi inmediata, publicó Luces del Siglo.

Ante este hecho integrantes de la Sociedad Civil de Quintana Roo, a través de un pronunciamiento, lamentaron la actuación de un juez federal y señalaron que la situación de inseguridad que se vive en el país no sólo daña el ánimo de los quintanarroenses, sino de los mexicanos, y si bien la actual administración ha generado políticas públicas en materia de seguridad con resultados importantes, no se deben permitir actuaciones maliciosas por parte de servidores.

Lo anterior, al exponer que un juez de control a cargo de la carpeta de investigación FED/QR/CUN0000330/2022, que da seguimiento a la detención de las siete personas, por su presunta participación en delitos contra la salud en su modalidad de posesión con fines de comercio, los dejó en libertad.

“El juez de control en mención estableció que, de acuerdo a las máximas de la experiencia, el relato efectuado por los policías aprehensores no es veraz, no obstante que en el controvertido de las partes sólo se aportaron argumentaciones subjetivas sin sustento de dato de prueba alguno”, señalaron mediante el pronunciamiento.

Incluso, sostuvieron que el juzgador comentó que no era creíble que en la vía pública se dé un intercambio de un paquete de droga, dada sus dimensiones, de 30 por 40 centímetros, ya que en delitos contra la salud lo que se busca es ocultar, y por lo regular son en envoltorios pequeños.

Asimismo, el impartidor consideró demasiada coincidencia que estuviera una segunda unidad policial en el lugar de los hechos y más con la presencia de un binomio canino, aunado a que los indicios asegurados a los detenidos eran los mismos, pues a cuatro de las siete personas se les encontró en posesión de 39 bolsas de droga.

“Pedimos de manera respetuosa se juzgue a los presuntos responsables bajo los más estrictos lineamientos que la ley marque y no por su simple apreciación subjetiva».

“No podemos esperar que las estrategias de seguridad pública y procuración de justicia funcionen, si hay servidores poco éticos y sin escrúpulos”, se lee en el pronunciamiento.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

*

Lo último de Noticias

Ir Arriba